Arquivo do blog

“El ancho mar de los Sargazos”

Ella Gwendolen Rees Williams (1890-1979), vivió la Rive Gauche parisina en compañía de personajes como Gertrude Stein y compartió tertulia con escritores americanos de la Generación Perdida como Ford Madox Ford, que prologó su primer libro de relatos “The Left Bank” (1927). La escasez de recursos la obligó a compatibilizar la escritura con trabajos eventuales como corista en varios cabarets conduciéndola a una espiral de alcoholismo y depresión durante más de treinta años en los que, pese a seguir escribiendo, vivió en el anonimato entre Paris e Inglaterra. Permaneció muchos años recluida en Cornualles, donde elaboró el borrador de la novela que la lanzaría a la fama “El ancho mar de los Sargazos” que firmaría con el nombre de Jean Rhys.

Esta novela de metaficción (tan de moda actualmente) recupera uno de los personajes de “Jane Eyre”, escrita por Charlotte Brontë y publicada en 1847, dando a la historia una nueva perspectiva a partir de un personaje del que apenas sabemos nada. Se trata de la misteriosa mujer de el señor Rochester, encerrada para ocultar su locura en el ático de Thornfield Hall. Jane Rhys nos cuenta la historia de esta mujer, Bertha Antoinette Mason de Rochester, desde su dura  infancia en la Jamaica colonial tras la Ley de Emancipación que acabó con la esclavitud, hasta el encierro en la mansión inglesa propiedad de su esposo. El racismo de blancos y negros, un matrimonio de conveniencia y la incomprensión más absoluta conducen a Antoinette a la depresión y la locura. La historia tiene mucho que ver con la vida de la autora, cuya dura infancia transcurrió en el Caribe del Imperio Británico y marcó el resto de una existencia marcada por la soledad, el abandono y la escasa integración en una sociedad poco comprensiva. Una historia paralela a la de Antoinette Masson.

La novela se nos presenta a través de la voz de Antoinette (primera y tercera parte) y la de su marido, que toma la voz de la segunda parte de esta historia (salvo una breve intervención de Antoinette) . La novela, que parece a priori un folletin victoriano, tiene grandes influencias de la escritura modernista y podemos encontrar en ella una mezcla de estilos cuya clave es la ironía, precisamente lo que más nos ha gustado del libro junto con las bellas imágenes que describe de un paisaje caribeño lleno de colores intensos y olores afrutados. Nos ha gustado también esta versión feminista de un personaje con unha historia propia que nos ha hecho cambiar nuestra visión de Mr. Rochester cuando hemos leído Jane Eyre. Con razón “El ancho mar de los Sargazos”, publicado en 1966, se convirtió en un icono feminista en su época y hoy en día es considerada como un clásico en la narrativa inglesa. De sus fuentes han bebido escritores como Byatt, Fowles o Lessing.

El viaje a la felicidad

Hace poco más de un siglo, la esperanza de vida en Europa era de treinta años, como la de Sierra Leona en la actualidad: lo justo para aprender a sobrevivir y con suerte, culminar el propósito evolutivo de reproducirse….

Estas palabras son las que abren la Introducción al libro que tenemos entre manos. Libro que editado hace  ya unos años ha suscitado toda clase de reacciones sobre lo que el autor vierte en él. La mayoría de estas reacciones no han sido todo lo positivas que pudiera esperarse. Y es que el tema se las trae y más si a un concepto como la Felicidad le aplicamos métodos científicos,   a lo que no estamos muy acostumbrados, toda vez que consideramos ese sentimiento como algo apegado a la psiquis de cada uno.

Por lo general nos consideramos felices cuando aquello que perseguimos y a lo que hemos dedicado tiempo y esfuerzos se hace una realidad más o menos tangible. Puede ser el ver realizado un proyecto, el encontrarnos con unos amigos, el conseguir mejorar  nuestra posición social, el haber encontrado el AMOR, así con mayúsculas, etc. Pues bien, eso que para nosotros no son mas que concatenaciones de hechos y situaciones, el autor lo relaciona con la ciencia, con el desarrollo científico que en los últimos años ha sido espectacular.

Este desarrollo ha permitido conocer mejor el funcionamiento de nuestro cerebro. Como es su estructura, la relación entre las diversas partes que lo componen y como se manifiestan a través de él nuestra emociones, pensamientos y reflexiones.

Se parte del hecho de que la esperanza de vida se ha prolongado de forma significativa y en consecuencia  tenemos muchos más años para dedicar a otras actividades que las básicas de supervivencia y reproducción. Esta  situación ha llevado al hombre a intentar mejorar sus condiciones de vida y lograr la felicidad aquí y ahora, sin esperar a la que las creencias religiosas prometen una vez finalizada nuestra andadura en este mundo.

A esta labor nos hemos dedicado siempre con todo afán, y más ahora dadas los nuevos escenarios de vida. Lo hacíamos basándonos en principios filosóficos y de ello han quedado sesudos estudios desde la noche de los tiempos; estudios que no tenían en cuenta el factor científico. Esta laguna, según Punset, la trata de cubrir la ciencia moderna, aplicando sus conocimientos en la mejora de las condiciones que rodean el día a día de cada uno de nosotros, influyendo en el medio ambiente, sanidad, sistemas sociales y de convivencia. Se trata de que la comunidad científica contribuya con sus aportaciones a iluminar el camino por el que cada uno debe transitar para alcanzar ese Nirvana ansiado y, como antes comenté, lograrlo en este mundo.

Al final esta búsqueda queda reducida a una fórmula matemática. Es un poco chocante que algo sentido hasta ahora como espiritual y filosófico pueda ser traducido a una fórmula científica. No cabe duda que es un gran salto para las matemáticas, tan presentes en todo lo que se relaciona con el Universo y tampoco  cabe la menor duda que nosotros estamos en Él.

Eduardo Punset Casals, (Barcelona, 9 de Noviembre de 1936),  es jurista, escritor, economista y divulgador científico.  Fue militante del Partido Comunista y, más tarde, político en la Transición democrática de España, figurando en las filas de UCD y después en el CDS.

Es autor de varios libros sobre divulgación científica y colaborador en varios medios. Desde 1966 dirige el programa Redes de TVE, donde se tratan diversos temas científicos, como sociología, medicina, psicología, biología astronomía, entre otros.

Hijo de un médico rural de la provincia de Tarragona estudió el bachillerato en el North Hollywood High School de Los Ángeles. Se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Durante su militancia en el PC coincidió con Jorge Semprúm.  Amplió sus estudios en la Universidad de Londres, donde obtuvo el postgrado en Ciencias Económicas y en la Escuela Práctica de Altos Estudios de París, donde se diplomó. Fue redactor económico para la BBC, director económico de la edición para América Latina del semanario The Economist (1967-1969) y economista del Fondo Monetario Internacional en los Estados Unidos y en Haití (1969-1973).

Tras la muerte de Francisco Franco entró en política de la mano de Centristes de Catalunya-UCD. En su época de político tuvo un destacado papel en la apertura de España al exterior como Ministro de Relaciones para la Comunidad  Europea (1980-1981). Siguió su carrera política como independiente en CiU y en el partido CDS. Fue eurodiputado por el CDS entre 1987 y 1991. donde tuvo un destacado papel en el proceso de transformación de los países de Europa del Este después de la caída del Muro de Berlín. Abandonó la política en marzo de 1995, después de no haber renovado su acta de eurodiputado.

En 2007 le fue detectado un cáncer de pulmón del que pudo recuperarse con tratamiento médico.

Como especialista en temas de impacto de las nuevas tecnologías ha tenido diversos cargos en COTEC, ESADE, Instituto Tecnológico Bull, Instituto de Empresa de Madrid, Enher, Banco Hispano Americano y también como coordinador del Plan Estratégico para la Sociedad de la Información en Cataluña.

Autor de diversos libros sobre análisis económico y reflexión social. Actualmente es Profesor de Ciencia, Tecnología y Sociedad en la Facultad de Economía del Instituto Químico de Sarriá (Universidad Ramón Llull). Es director de la revista Redes para la ciencia y presidente de la productora audiovisual Grupo Punset y miembro de los consejos de administración de Sol-Melia y Telvent.

Esta en posesión de diversos premios y es Doctor Honoris Causa por la Universidad de les Illes Balears.