Arquivo do blog

Tierra desacostumbrada

La naturaleza humana no dará fruto, al igual que la patata, si se planta una y otra vez, durante demasiadas generaciones en la misma tierra agotada. Mis hijos han tenido otros lugares de nacimiento y, hasta donde alcance mi control sobre su fortuna, echarán raíces en tierra desacostumbrada. (Nathaniel Hawthorne )  

La frase es lo primero que se lee en el libro que hemos escogido en el Club para iniciar las sesiones en 2013. Sinceramente me parece un canto a la movilidad y adaptación humana, a sentirse ciudadanos del mundo, a saber que, sin tener que olvidar nuestra propia cultura, podemos integrarnos en otras desde el respeto mutuo y sin imposiciones.

De eso tratan las historias que se cuentan en esta novela. Las acciones en todas ellas son protagonizadas por personas nacidas en Estados Unidos cuyos padres son originarios de India, son lo que comúnmente se llaman de segunda generación. Están perfectamente integrados en la cultura occidental pero no han perdido sus raíces y se siente vinculados a costumbres familiares y sociales que les entroncan con sus padres y con sus raíces en el  país de origen de estos. Costumbres de las que no pueden o no quieren desvincularse totalmente.

El libro lo componen 8 relatos. Los cinco primero son inconexos, si exceptuamos el hecho de estar protagonizados por inmigrantes indios de segunda generación que pertenecen a una cierta élite cultural. Los tres últimos, la historia de Hema y Kaushik, configuran una pequeña novela en tres capítulos. En todos ellos el tema central es la condición humana y las relaciones familiares. Esas cadenas que unen a todos los de una misma estirpe. Nos habla de las relaciones de padres e hijos, de encuentros y abandonos, de renuncias obligadas y dolorosas  que les permiten seguir su camino en la nueva tierra, de todo aquello que les ayuda a comprender la realidad que les rodea y a la que deben  adaptarse para ser lo más felices posible y también a la que deben  transmitir  sus propios valores y conseguir que estos no interfieran en esa adaptación y desarrollo comentado.

Son historias de inmigración, de personas fuera de su entorno cultural, en tierra desacostumbrada;  historias que cuentan la dificultad de sustraerse a los vínculos  que les son propios y que es preciso dejar al margen para crecer en esa nueva tierra. No será fácil para nadie, pero como antes se comenta, es necesario hacer, para que los nuevos vínculos afectivos den el fruto deseado aunque ello conlleve silencios y renuncias.

El libro está escrito con fluidez y su lectura resulta fácil. Los temas emocionan quizás porque tratan de asuntos íntimos como son las comentadas relaciones,  familiares, de pareja y sociales, comunes a todos los humanos, pero a la vez condicionadas por razones de raza, cultura o religión.

Jhumpa Lahiri nació en Londres en julio de 1967, hija de inmigrantes del estado indio de Bengala Occidental. Su familia se mudó a Estados Unidos, concretamente a Rhode Island, cuando tenía tres años de edad. Ella se considera estadounidense. De hecho dice “yo no nací aquí pero bien podría haber hecho“. Creció en Kingston. Su padre Amar Lahiri era el bibliotecario  de la Universidad de Rhode Island. Su madre quería que sus hijos no olvidasen su lengua bengalí y durante su juventud realizó frecuentemente viajes a Calculta para visitar a la familia.

Su nombre propio es el de Nilanjana Sudeshana. Al comenzar a frecuentar el jardín de infancia, su padre decidió llamarla por el nombre de su mascota Jhumpa añadiendo el Lahiri familiar, ya que consideraba estos nombres más fáciles que el verdadero. Ella recuerda que siempre se sintió avergonzada por su nombre, como si causara dolor a alguien por ser quien eres.

Se licenció en Literatura Inglesa en el Barnard College en 1989. Después recibió múltiples grados en la Universidad de Bostón, como MFA en escritura creativa, Master en Literatura Comparada y Doctora en Estudios del Renacimiento. Ha enseñado escritura creativa  en la Universidad de Bostón y en la Escuela de Diseño de Rhode Island.

En 2001 se casó con Alberto Vourvoulias-Bush. Comentar que su marido es guatemalteco, nacido en México de padre estadounidense de origen griego. Actualmente vive en Fort Greene, Brooklyn con su marido y sus dos hijos.

Inicialmente sus escritos no fueron del agrado de los editores.  Su primera colección de cuentos Intérprete de emociones  se publicó en 1999. Elogiada por la crítica norteamericana, recibió por contra alguna críticas en el país de origen de sus padres. Aborda en ellos temas delicados sobre la vida de los inmigrantes indios, temas como las dificultades maritales, abortos y el despego entre la primera y segunda generación de estos inmigrantes. Vendió 600 mil ejemplares y en el año 2000 recibió por esta obra el Premio Pulitzer. (Era la séptima vez que una colección de cuentos ganaba el prestigioso premio).

En 2003 lanzó al mercado su primera novela, El buen hombre, en la que relata la vida durante más de treinta años de una familia de inmigrantes indios y la brecha que padres e hijos experimentan en su relación durante ese prolongado período. La novela fue adaptada al cine en 2007. Rodada en Bollywood, dirigida por Mira Nair. Jhumpa Lahiri actúa en ella como “tia Jhumpa“.

La que nos ocupa, Tierra desacostumbrada, se publicó el 1 de Abril de 2008 y tiene el mérito de haberse encaramado al primer puesto de la lista de best seller del New York Times de forma inmediata.

Desde 2005 es vicepresidenta de la PEN American Center, una organización diseñada para promover la amistad y la cooperación entre escritores.

Ha realizado esporádicos trabajos para la televisión. Concretamente para la productora HBO.

Tierra desacostumbrada

La naturaleza humana no dará fruto, al igual que la patata, si se planta una y otra vez, durante demasiadas generaciones en la misma tierra agotada. Mis hijos han tenido otros lugares de nacimiento y, hasta donde alcance mi control sobre su fortuna, echarán raíces en tierra desacostumbrada. (Nathaniel Hawthorne )  

La frase es lo primero que se lee en el libro que hemos escogido en el Club para iniciar las sesiones en 2013. Sinceramente me parece un canto a la movilidad y adaptación humana, a sentirse ciudadanos del mundo, a saber que, sin tener que olvidar nuestra propia cultura, podemos integrarnos en otras desde el respeto mutuo y sin imposiciones.

De eso tratan las historias que se cuentan en esta novela. Las acciones en todas ellas son protagonizadas por personas nacidas en Estados Unidos cuyos padres son originarios de India, son lo que comúnmente se llaman de segunda generación. Están perfectamente integrados en la cultura occidental pero no han perdido sus raíces y se siente vinculados a costumbres familiares y sociales que les entroncan con sus padres y con sus raíces en el  país de origen de estos. Costumbres de las que no pueden o no quieren desvincularse totalmente.

El libro lo componen 8 relatos. Los cinco primero son inconexos, si exceptuamos el hecho de estar protagonizados por inmigrantes indios de segunda generación que pertenecen a una cierta élite cultural. Los tres últimos, la historia de Hema y Kaushik, configuran una pequeña novela en tres capítulos. En todos ellos el tema central es la condición humana y las relaciones familiares. Esas cadenas que unen a todos los de una misma estirpe. Nos habla de las relaciones de padres e hijos, de encuentros y abandonos, de renuncias obligadas y dolorosas  que les permiten seguir su camino en la nueva tierra, de todo aquello que les ayuda a comprender la realidad que les rodea y a la que deben  adaptarse para ser lo más felices posible y también a la que deben  transmitir  sus propios valores y conseguir que estos no interfieran en esa adaptación y desarrollo comentado.

Son historias de inmigración, de personas fuera de su entorno cultural, en tierra desacostumbrada;  historias que cuentan la dificultad de sustraerse a los vínculos  que les son propios y que es preciso dejar al margen para crecer en esa nueva tierra. No será fácil para nadie, pero como antes se comenta, es necesario hacer, para que los nuevos vínculos afectivos den el fruto deseado aunque ello conlleve silencios y renuncias.

El libro está escrito con fluidez y su lectura resulta fácil. Los temas emocionan quizás porque tratan de asuntos íntimos como son las comentadas relaciones,  familiares, de pareja y sociales, comunes a todos los humanos, pero a la vez condicionadas por razones de raza, cultura o religión.

Jhumpa Lahiri nació en Londres en Julio de 1967, hija de inmigrantes del estado Indio de Bengala Occidental. Su familia se mudó a Estados Unidos, concretamente a Rhode Island, cuando tenía tres años de edad. Ella se considera estadounidense. De hecho dice “yo no nací aquí pero bien podría haber hecho“. Creció en Kingston. Su padre Amar Lahiri era el bibliotecario  de la Universidad de Rhode Island. Su madre quería que sus hijos no olvidasen su lengua bengalí y durante su juventud realizó frecuentemente viajes a Calculta para visitar a la familia.

Su nombre propio es el de Nilanjana Sudeshana. Al comenzar a frecuentar el jardín de infancia, su padre decidió llamarla por el nombre de su mascota Jhumpa añadiendo el Lahiri familiar, ya que consideraba estos nombres más fáciles que el verdadero. Ella recuerda que siempre se sintió avergonzada por su nombre, como si causara dolor a alguien por ser quien eres.

Se licenció en Literatura Inglesa en el Barnard College en 1989. Después recibió múltiples grados en la Universidad de Bostón, como MFA en escritura creativa, Master en Literatura Comparada y Doctora en Estudios del Renacimiento. Ha enseñado escritura creativa  en la Universidad de Bostón y en la Escuela de Diseño de Rhode Island.

En 2001 se casó con Alberto Vourvoulias-Bush. Comentar que su marido es guatemalteco, nacido en México de padre estadounidense de origen griego. Actualmente vive en Fort Greene, Brooklyn con su marido y sus dos hijos.

Inicialmente sus escritos no fueron del agrado de los editores.  Su primera colección de cuentos Intérprete de emociones  se publicó en 1999. Elogiada por la crítica norteamericana, recibió por contra alguna críticas en el país de origen de sus padres. Aborda en ellos temas delicados sobre la vida de los inmigrantes indios, temas como las dificultades maritales, abortos y el despego entre la primera y segunda generación de estos inmigrantes. Vendió 600 mil ejemplares y en el año 2000 recibió por esta obra el Premio Pulitzer. (Era la séptima vez que una colección de cuentos ganaba el prestigioso premio).

En 2003 lanzó al mercado su primera novela, El buen hombre, en la que relata la vida durante más de treinta años de una familia de inmigrantes indios y la brecha que padres e hijos experimentan en su relación durante ese prolongado período. La novela fue adaptada al cine en 2007. Rodada en Bollywood, dirigida por Mira Nair. Jhumpa Lahiri actúa en ella como “tia Jhumpa“.

La que nos ocupa, Tierra desacostumbrada, se publicó el 1 de Abril de 2008 y tiene el mérito de haberse encaramado al primer puesto de la lista de best seller del New York Times de forma inmediata.

Desde 2005 es vicepresidenta de la PEN American Center, una organización diseñada para promover la amistad y la cooperación entre escritores.

Ha realizado esporádicos trabajos para la televisión. Concretamente para la productora HBO.

Libertad

La mayoría de la crítica especializada no duda en calificar libro de Jonathan Frazen como una obra maestra de la moderna narrativa norteamericana. Es su primera  novela post 11-S lo que sin duda influye en la historia que relata.

Para contárnosla  se vale de los Berglund, una familia de clase media ubicada en el Medio Oeste. De ellos conoceremos todo, quienes eran sus progenitores, como fue su adolescencia, estudios amistades, sueños, amores, desengaños, todo.  A través de su desarrollo de la trama  vamos asistiendo a un proceso en que el concepto americano de “Libertad” va descendiendo desde el nivel deseado al realmente posible.

Los principales protagonistas de la familia en cuestión son Patty y Walther. La unión que forman no coincide exactamente con el prototipo americano. Sí obedecían a este símil las de sus progenitores, más acomodados e influyentes los de ella y de clase más baja y problemáticos los de Walther; pero en ambos casos dentro de los cánones de “familia” que la sociedad americana tiene establecidos. Ellos forman parte de una nueva clase compuesta por familias florecientes, urbanas, pioneras en la recuperación de barrios degradados, activas en las relaciones con la comunidad y vecindad.

Describe a Patty como la madre y esposa modélica. Buena vecina, dispuesta a ayudar en lo que se le demande. Walther es un buen complemento, abogado de profesión está volcado en el ecologismo lo que hace que utilice la bicicleta como medio de transporte. Es una persona tranquila que no busca conflictos ni los provoca. Ambos aportan su grano de arena en la consecución de un mundo mejor.

Tienen dos hijos, Joey y Jessica. El primero es el preferido de su madre. Es un niño inteligente, testarudo y con unas ideas muy particulares sobre el puesto que ocupa en la familia dada su condición de menor. Jessica es más juiciosa pero también planteará problemas de independencia.

El nuevo milenio romperá la arcadia en la que los Berglund estaban instalados. La casi perfecta unión de Patty y Walther se verá alterada por diferentes motivos, la actitud de los hijos, el protagonismo que en la relación de ambos toma la figura del mejor amigo de Wralther, Richard Katz, músico afterpunk de profesión. Un vivalavida en toda regla que a la amistad comentada suma su amor frustrado por Patty.

Ésta abandonará su activismo comunitario y se transformará en una mujer ensimismada en la búsqueda de su propia felicidad. Walther también verá tambalearse los principios en los que hasta entonces había asentado su vida y  aceptará proyectos que bajo el paraguas del ecologismo buscan un beneficio concreto. Incluso sentimentalmente se verá afectado. Joey y Jessica parecen haber encontrado su sitio vital  sin tener que depender de ellos. Y todo esto pasa en una  sociedad convulsionada por los sucesos del 11-S y las consecuencias que para la colectividad estadounidense y mundial tuvo.

Todos tendrán que revisar lo que hasta ese momento han hecho. Frazen lo cuenta con una efectiva combinación de humor y tragedia. Nos hace ver que actuar libremente tiene tentaciones y obligaciones. Esa libertad nos da la facultad de equivocarse , rectificar y volverse a equivocar. Nos va configurando y adaptándonos a nuestro entorno sin más cortapisas que aquellas relacionadas con la ética, la familia y nuestra propia conciencia y teniendo siempre presente donde empieza la libertad del resto de los componentes de la sociedad en la que vivimos que es lo que señala el límite de la propia.

El mérito de Libertad es el presentarnos la vida íntima de los personajes a todos los niveles, exponiendo las razones que les llevaron a actuar de la forma que lo hicieron y dejando a nuestro criterio aprobarlas o no. La narración efectuada por la autobiógrafa (Patty) es intimista pero no obsesiva. Su lectura es agradable y no exige un gran esfuerzo, es más, sin darnos cuenta nos enganchamos al relato y lamentamos tener que dejarlo.

En el texto se hacen numerosas alusiones a Tolstoi y a su Guerra y Paz. En esa novela se espera que los personajes actúen de acuerdo a su condición social. En la que nos ocupa los  personajes se sienten libres para hacer lo que consideren oportuno sin ceñirse a dicha condición, esto  los enriquece al tiempo que los hace más vulnerables.

El  relato describe la forma en que se desarrollan las relaciones sociales y políticas en USA. Frazen es crítico con todos.  La clase política en general aparece como simples comparsas en una representación bien ensayada y ejecutada; la guerra de Irak como la mayor estupidez en lo que va de siglo XXI;  la corrupción campando a sus anchas en este magma y la conciencia ecológica como el mayor timo de la actualidad.  Nadie queda al margen y malamente se sostienen.

Jonathan Frazen es un escritor americano que saltó a la fama en el año 2001 con su novela Las correcciones, ganadora del National Book Award.

Nació en Chicago, Illinois, el 17 de Agosto de 1959 , pero se crió en Webster Groves un barrio de San Luis en Misuri. Estudió en Swarthmore College, famosa institución educativa fundada en 1864 por los cuáqueros a unos 18 kilómetros al sudoeste de Filadelfia y también en Alemania gracias a una beca Fulbright. Actualmente vive en el Upper East Side  en Manhattan, New York y escribe para la revista The New Yorkeer. Habla con fluidez el alemán.

La ciudad veintisiete fue su primera novela. Apareció en 1988 y tuvo una buena crítica. Cuatro años más tarde publicó Movimiento fuerte sobre una familia disfuncional.

Para que le llegará la autentica fama tuvo que esperar 8 años. En 2001 vio la luz la monumental  obra Las correcciones. Cuatro años después se editó su cuarta novela, Freedom (Libertad), calificada de obra maestra por el Sunday Book Review del New York Times. En una entrevista a The Guardian manifestó “que Estados Unidos es casi un país granuja”.

Tiene concedidos diversos premios  siendo el más importante el otorgado por la National Book Award a Las correcciones, su obra más premiada y admirada hasta la fecha. Con ella fue finalista al Premio Pulitzer en el año 2002.

Cuando publicó Freedom (Libertad) la revista Time el 31.08.2010 le dedicó su portada. (Hacía 10 años que dicha revista no sacaba en su portada a un escritor estadounidense).

Libertad

La mayoría de la crítica especializada no duda en calificar a esta nueva novela de Jonathan Frazen como una obra maestra de la narrativa norteamericana. Es su primera obra post 11S que sin duda influye en la historia que relata.

Para contárnosla se vale de los  Berglund, una familia de clase media ubicada en el Medio Oeste. De ellos conoceremos todo, quienes eran sus progenitores, como fue su adolescencia, estudios, amistades, sueños, amores, desengaños, todo .  A través del desarrollo de la trama vamos asistiendo a un proceso en que el concepto americano de “Libertad” va descendiendo desde el nivel deseado al realmente posible.

Los principales protagonista de la familia en cuestión son  Patty y Walther. La unión que forman no coincide exactamente con el prototipo americano. Sí obedecían a este símil las de sus progenitores, más acomodados e influyentes  los de ella y de clase más baja y problemáticos los de Walther; pero en ambos casos dentro de los cánones de “familia” que la sociedad americana tiene establecidos. Ellos forman parte de una nueva clase compuesta por familias florecientes, urbanas, pioneras en la recuperación de barrios degradados, activas en las relaciones de la comunidad y vecindad.

Describe a Patty  como la madre y esposa modélica. Buena vecina, dispuesta a ayudar en lo que se le demande.  Walther es un buen complemento, abogado de profesión está volcado en el ecologismo lo que hace que utilice la bicicleta como medio de transporte. Es una persona tranquila que no busca conflictos ni los provoca. Ambos aportan su grano de arena en la consecución de un mundo mejor.

Tienen dos hijos, Joey y Jessica. El primero es el preferido de su madre. Es un niño inteligente, testarudo y con unas ideas muy particulares sobre el puesto que ocupa en la familia dada su condición de menor. Jessica es más juiciosa pero también planteará problemas de independencia.

El nuevo milenio romperá la arcadia en la que los Berglund estaban instalados. La casi perfecta unión de Patty y Walther se verá alterada por diferentes motivos, la actitud de los hijos, el protagonismo que en la relación de ambos toma la figura del mejor amigo de Walther, Richard Katz, músico afterpunk de profesión. Un vivalavida en toda regla que a la amistad comentada suma su amor frustrado por Patty.

Ésta abandonará su activismo comunitario y se transformará en una mujer ensimismada en la búsqueda de su propia felicidad. Walther también verá tambalearse los principios en los que hasta entonces había asentado su vida y aceptará proyectos que bajo el paraguas del ecologismo buscan un beneficio concreto. Incluso sentimentalmente se verá afectado. Joey y Jessica parecen haber encontrado su sitio vital sin tener que depender de ellos. Y todo esto pasa en una sociedad convulsionada por los sucesos del 11-S y las consecuencias que para la colectividad estadounidense y mundial tuvo.

Todos tendrán que revisar lo que hasta ese momento han hecho. Frazen  lo cuenta con una efectiva combinación de humor y tragedia. Nos hace ver que actuar libremente tiene tentaciones y obligaciones. Esta libertad nos da la facultad de equivocarse, rectificar y volverse a equivocar. Nos va configurando y adaptándonos a nuestro entorno sin más cortapisas que aquellas relacionadas con la ética, la familia y nuestra propia conciencia y teniendo siempre presente donde empieza la libertad del resto de los componentes de la sociedad que es lo que señala el límite  de la propia.

El mérito de Libertad es el presentarnos la vida íntima de los personajes a todos los niveles, exponiendo las razones que les llevaron a actuar de la forma que lo hicieron y dejando a nuestro criterio aprobarlas o no. La narración efectuada por la autobiógrafa (Patty) es intimista pero no obsesiva. Su lectura es agradable y no exige un gran esfuerzo, es más, sin darnos cuenta nos enganchamos al relato y lamentamos tener que dejarlo.

En el texto se hacen numerosas alusiones a Tolstoi y a su Guerra y Paz. En esa novela se espera que los personajes actúen de acuerdo con su condición social. En la que nos ocupa los personajes se sienten libres para hacer lo que consideren oportuno sin ceñirse a dicha condición, eso los enriquece al tiempo que los hace más vulnerables.

El relato describe la forma en que se desarrollan las relaciones sociales y políticas en USA. Frazen es crítico con todos. La clase política en general aparece como simples comparsas en una representación bien ensayada y ejecutada; la guerra de Irak como la mayor estupidez en lo que va de siglo XXI y la conciencia ecológica como el mayor timo de la actualidad. Nadie queda al margen y malamente se sostienen.

Jonathan Frazen es un escritor americano que saltó a la fama  en el año 2001 con su novela Las correcciones, ganadora del National Book Award.

Nació en Chicago, Illinois, el 17 de Agosto de 1959 pero se crió en Webster Groves, un barrio de San Luis en Misuri. Estudió en Swarthmore College, famosa institución educativa fundada en 1864 por los cuaqueros  a unos 18 kilometros al sudoeste de Filadelfia, y también en Alemania gracias a una beca Fulbright. Actualmente vive en el Upper East Side en Manhattan, New York y escribe para la revista New Yorker. Habla con fluidez el alemán.

La ciudad veintisiete fue su primera novela. Apareció en 1988 y tuvo buena crítica. Cuatro años más tarde publicó Movimiento fuerte sobre una familia disfuncional.

Para que le llegará la autentica fama tuvo que esperar 8 años. En 2001 vio la luz la monumental Las correcciones. Cuatro años después se editó su cuarta novela, Freedom (Libertad), calificada de obra maestra por el Sunday Book Review del New York Times. En una entrevista a The Guardian manifestó “que Estados Unidos es casi un país granuja”.

Tiene concedidos diversos premios siendo el más importante el otorgado por  la National Book Award a Las Correcciones, su obra más premiada y admirada hasta la fecha. Fue con ella finalista al Premio Pulitzer  en el año 2002.

Cuando publico Freedom (Libertad) la revista Time el 31.08.2010 le dedicó su portada. (Hacía 10 años que dicha revista no sacaba en su portada a un escritor estadounidense).