Arquivo do blog

Astrid y Veronika de Linda Olsson

Astrid y VeronikaEl lunes 5 de octubre comenzaremos una nueva edición del Club de Lectura de la Biblioteca Sagrada Familia con una novela nórdica, sutil e introspectiva sobre la amistad,  la esperanza y la idea de que siempre hay un nuevo renacer, independientemente de la edad que tengamos o la gravedad de la situación que estemos atravesando. Se trata de “Astrid y Veronika“, de la escritora sueca Linda Olsson.

Dos mujeres aparentemente muy distintas, dos vidas atormentadas que sufren con sus propios demonios pero que sobreviven a través de un intensa relación de amistad iniciada cuando advierten que, en realidad, no son tan diferentes y que les une un pasado difícil y enigmático.

El relato, ambientado en una zona boscosa de Suecia, se centra en la amistad y en la importancia de las relaciones que se crean entre las personas en la medida que marcan nuestra existencia y le dan un sentido.

A medida que se va forjando su relación , vamos vislumbrando el pasado y los secretos de una y otra. Astrid y Veronika son muy distintas no sólo por la edad sino por sus vivencias: por un lado conoceremos a Veronika, una joven que se ha recorrido medio mundo y busca un lugar tranquilo donde reponerse de una pérdida importante y escribir. Su vecina más cercana es Astrid, una mujer cercana a la ochentena, nunca ha viajado (tan solo a Estocolmo siendo una niña), reservada y retraída, sin apenas contacto con el mundo, a la que apodan “la bruja”. Prefiere la oscuridad del invierno y teme la llegada de la primavera y del verano, del despertar, de los ruidos, de la vida. Veronika busca la soledad, la paz, la quietud; Astrid necesita compañía. La novela es breve, dividida en 36 capítulos alterna el tiempo presente con los recuerdos o flashbacks de nuestras protagonistas. Lectura amable e intimista, ritmo lento y melancólico  que, sin embargo, no llega a cansar por la brevedad del relato en el que abundan los monólogos sencillos pero fuertes e intensos.

Llaman la atención varios elementos o “personajes secundarios“.

La casa de Astrid: a pesar de ser un objeto cobra vida, como si fuese un organismo vivo.

“… fue entonces cuando la casa y yo nos convertimos en una sola cosa. Se transformó en mi piel. Mi protectora. Ha oído todos mis secretos; lo ha visto todo(pág. 40)

La música:  se asocia a la vuelta a la vida, al cambio, a la alegría.

Puso un disco de Lars Erik Larsson…  era como si sus sentidos se hubieran juntado para formar un todo completo. La quietud del atardecer, los olores de la cocina, el sabor del vino, el sonido de la música. Le sorprendió darse cuenta de que se sentía embargada por un sentimiento tranquilo y comedido de expectación” (p. 60)

El silencio:  relacionado a momentos tristes de la vida como factor que impide la comunicación con el mundo y trae dolor.

Se metió entre el flujo de vehículos a la carrera, tratando de cruzar la calle….. Se dio cuenta de que jamás llegaría a la otra acera y la invadió una sensación de pérdida que ahogó todos los ruidos. Se quedó quieta como una isla en medio del silencioso torbellino que se arremolinó alrededor, indiferente, despreocupada.”  (pág.29)

Por último, la poesía:  Todos los capítulos comienzan con unos versos, lo interesante es leerlos seguidos para ver su sentido. Por otro lado Astrid y Veronika leen poemas en sus paseos y el título del libro de Veronika será un verso que Astrid le había enseñado.

Esta noche estás invitado a bailar con la niebla.. (cap. 21)        … pues el día eres tú, y la luz eres tú, el sol eres tú, y la primavera eres tú, ¡y la hermosa, hermosa vida que nos aguarda eres tú! (cap. 22) … pero todo en mi vida, como el brillante sol y cuanto se sumió en la noche y el dolor tiembla esta noche inundado por la luz” (cap. 23)

La autora

sonataLinda Olsson

Linda Olsson (1948-) nació en Estocolmo ciudad en la que se estudió Derecho dedicándose a la banca y las finanzas hasta que abandonó su país. Tras pasar temporadas en Kenia, Singapur, Gran Bretaña y Japón, se instaló en 1990 en Nueva Zelanda. En 1993 completó su licenciatura en Filología Anglogermánica en la Universidad de Victoria, en Wellington, y en 2003  se le concedió el Premio de narrativa Breve del Sunday Star-Times. the memory of love

Astrid y Veronika (2005) su primera novela, tuvo muy buena acogida y ganó en Suecia el premio más prestigioso otorgado por los Libreros suecos.

Su segunda novela es  Sonata para Miriam (2009), y en el 2013 se publica su tercera novela The memory of lovetodavía sin traducir al castellano.

Recordad que en nuestras Bibliotecas Municipales podéis encontrar este libro así como Sonata para Miriam.

Consultad su disponibilidad en nuestro catálogo. Buena lectura, espero que os guste y os sugiera tanto como a mí!

En esta sesión y en la siguiente también nos acercaremos a Leonardo Padura,  Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015, a través de algunos relatos.

 

 

 

 

 

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

“Las cosas son como son y así seguirán siendo”.

Allan Karlsson, nació en Suecia en 1905, tal día como hoy del año 2005 la comunidad en la que vive le va a rendir un merecido homenaje por haber llegado a cumplir los 100 años de vida que es algo que no ocurre todos los días. Todo está preparado en el asilo en el que habita, incluso las autoridades políticas del lugar se personarán en el acto. Todo está listo menos lo más importante, el estado de ánimo del Sr. Karlsson. Él quiere dejar atrás toda su vida anterior y no está dispuesto a servir de protagonista en algo que no le preguntaron ni el propuso. Así que vestido como cualquier día, con un traje marrón y unas zamaedillas  (zapatillas también marrones, llamadas así por que a esa edad rara vez se mea más lejos que sus propios zapatos), en fin, vestido de esa guisa decide largarse y lo hace, empezando de esta manera la historia que configura la novela que su autor Jonas Jonasson nos propone y que se compone de una serie de peripecias que comienzan con el encuentro fortuito con una maleta.

Este es el inicio de las aventuras anunciadas y en las que Allan no estará solo. Sus compañeros son un ladrón de poca monta, un vendedor de salchichas y una mujer con una peculiar mascota. El lío dará pie a que el detective Aronsson, un policía solitario, encuentre indicios suficientes en el caso que está investigando que lo reactivan y mantendrá  en vilo a todo el país.

Para Allan la frase con la que iniciamos esta descripción, pronunciada por su madre, define su filosofía de vida. Si nada va a cambiar lo mejor es poder ir a un sitio tranquilo donde pueda tomar una copa de aguardiente sin necesidad de oír sandeces y mucho menos discursos políticos. Él siempre ha sido un hombre solitario, con mucha suerte, que cuando ha tenido que tomar decisiones lo ha hecho sin pensarlo en demasía. Le gusta conversar pero de temas normales, sin que ni la política ni la religión contaminen esos momentos de serena y apacible charla.

El día a día de este 2005 se alterna con el pasado. Con su historia desde su nacimiento en el lejano 1905.  Se irán desgranando su peripecias a través de curiosos relatos que dejan asombrados a sus nuevos amigos y, por supuesto, al lector enfrascado en el  hilo narrativo. A través de estas historias viajaremos por medio mundo, Suecia, España, EEUU, China, Himalaya, Irán, Rusia, Corea, Balí desfilando ante nuestro ojos personajes históricos conocidos de los que nos da una   singular versión que extiende a los hechos y circunstancias que han configurado el recientemente terminado siglo XX.

Allan Karlsson es un personaje sencillo con una  fuerte personalidad. Él  considera su vida igualmente sencilla. Además sus principios no han cambiado  desde que se formaron en sus adolescentes años. Sus peripecias estrambóticas y rocambolescas nos harán pasar un buen y divertido rato dejándonos un regusto agradable y un grato recuerdo. Como uno de aquellos cuentos de la niñez que  han seguido en nuestras mentes durante toda nuestra existencia.

Su autor define a Allan como un “idiota político” y dice “que esto es lo más peligroso que hay, que no hace falta que salte una vez más, del libro a la realidad”, esto según él “sería peligrosísimo”.

Pär-Ola Jonas Jonasson, nacido en 1961, es un periodista y escritor sueco que se ha dado a conocer en todo el mundo mediante la novela que nos ocupa, El abuelo que salto por la ventana y se largó.

Nació y se crió en Växjö, en el sur de Suecia.  Estudio en la Universidad de Gotemburgo y trabajó como periodista en su ciudad natal. También para el vespertino sueco Expressen, en el que  permaneció hasta 1994. En 1996 fundó una exitosa compañía de medios de comunicación, la OTW, a la que, tanto él como sus empleados han dedicado su tiempo de forma generosa.

Por razones de salud debe cambiar de forma de vivir. Vendió su empresa y se traslado a vivir a Sörmland en la costa sur de Suecia. En el año 2007 y después de contraer matrimonio se traslada a Ticino, en Suiza, lugar en que concentró en la escritura del libro que nos ocupa. Divorciado de su esposa y obtenida la custodia de su hijo, pasó a residir en la isla de Gotlan en el país de su nacimiento.

Entre sus proyectos está la publicación de una nueva novela de índole parecido a la que nos ocupa en lo que divertimento se refiere.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó está traducida a 30 idiomas y tiene vendidos sus derechos cinematográficos a una productora sueca que espera tener lista la película a finales de 2013.

La obra ha recibido los premios siguientes: Libreros de Suecia de 2010; German Prioner Price de 2011; Premio Audiobook danés de 2011 y el Escapades Prix de 2012