Arquivo do blog

Guía de lectura: Os mellores do humor

Moitas veces minusvalorado pola crítica especializada, o xénero humorístico estivo sempre presente na literatura: dende a Antigüidade (Aristófanes, Petronio…) ata a actualidade (Thom Sarpe, Darío Fo, Cunqueiro…) grandes autores de todos os tempos fixeron do humor un un compoñente básico das súas obras (Cervantes, Quevedo…)

Humor absurdo, satírico, negro… o humor axúdanos a entendernos a nós mesmos, a comprender mellor o mundo, e a intentar cambialo. Algo moi poderoso ten o humor que poucas veces gusta aos que mandan!!

18270258754_b039e4f9a6_m

18705106428_9b57c86024_m

 

 

 

 

 

Por iso, se o que queres é pasar un bo rato, só tes que pasarte pola Biblioteca Ágora para atopar os Mellores do humor e levar os libros a un deses marabillosos sitios os que irás este verán. E, si non podes esperar a vir a biblioteca podes ir abrindo boca coa nosa guía de lectura

Guía de lectura 

 

 

E, recorda!! O humor  prevén os infartos, rexuvenece a pel, reduce o insomnio, alivia a depresión, suaviza o estrés, combate medos e fobias, potencia a creatividade, facilita a comunicación, reforza a autoestima…

Para ver outras Guias de lectura de Os Mellores, pincha aquí

Los platos más picantes de la cocina tártara

“Yo solo quiero lo mejor para todo el mundo”

Lo primero que de valor tiene el libro es su título. No es un libro de cocina y lo que para mi encierra  es el deseo de la  autora, Alina Bronskyde reafirmar  sus raíces tártaras. A través de la protagonista principal, Rosalinda, nos   recordará sus orígenes y los hará valer en todo aquello que le de motivo. Se vale de su heroína para contarnos la historia, en primera persona y con gran maestría y acierto.  Son las vivencias de tres mujeres con un fuerte nexo de unión, madre, hija y nieta. Rosalinda  es una persona de fuerte carácter,  dominadora, manipuladora y decidida al máximo. Se retrata como una  mujer con cierto atractivo, capaz de interesar a los hombres, inteligente y sabedora de como hacer frente a cualquier situación. Está casada, pero su matrimonio no parece ser el mundo idílico que ella desearía. A  Sulfia, su hija, la describe como  todo lo contrario a ella. No agraciada, apocada, temerosa, poco eficiente y menos decidida. Según su madre, sin su protección la chica no llegaría a ninguna parte.  La verdad es que  Sulfia nos parece tal como ella dice toda vez  que  la influencia que sobre ella ejerce anula por completo su voluntad y esto condiciona su modo de vida. Aún así concibe una hija, Aminat,   que nace por encima de todo lo que Rosalinda  intenta para impedirlo. Una vez nacida será el ojo derecho de su tozuda abuela  y el principal motivo de su desvelos.  Entre las tres condimentan  el perfecto aliño agridulce  del plato que la autora nos ofrece. Viven en la Unión Soviética en los últimos años de aquel régimen. Nos describe los esfuerzos, triquiñuelas, sobornos, etc., que tienen que hacer e imaginar para sobrevivir a la escasez imperante. Es  en esos pasajes donde la autora nos deleita con su prosa y su humor. Pese al dramatismo que las situaciones narran, el humor y la forma de contarlo desdibujan éste y hacen la lectura amena y muy divertida. En todo destaca la fuerza de las protagonistas, tres mujeres en un mundo difícil guiadas por Rosalinda que siempre encontrará maneras para sobrellevarlo y conseguir que ellas puedan seguir juntas y superar  todo lo que a su alrededor pasa. Al final la situación se hace insostenible. Como muchos otros emigran hacia el milagro de Occidente, hacia Alemania, la meta soñada. Una vez allí sus sentidos de luchadoras y supervivientes serán sometidos a prueba. El mundo capitalista no regala nada y todo para ellas es nuevo. Volverán momentos de angustia que una vez más obligará a Rosalinda a tomar decisiones que no siempre son del agrado de su compañeras. Ella que siempre ha tenido como bandera el valerse por sí misma y no precisar  demasiado cariño para vivir, empezará a notar la necesidad de este afecto y dará gracias por tenerlo en los años postreros. En definitiva una novela muy bien escrita, divertida y que reconforta leer.

Alina Bronsky nació en Ekaterimburgo, Rusia en 1978. Pasó su infancia en la parte asiática de los Urales y su juventud en el Estado de Hesse, (Alemania). Después de sus estudios de medicina, que no concluyó, trabajó como periodista. Actualmente vive cerca de Frankfurt. Su primera novela Scherbenpark (El parque de los cristales rotos) recibió el aplauso de la crítica, se convirtió en un best seller y pronto se tradujo a otras lenguas. Der Spiegel declaró que Alina Bronsky era “el debut literario más interesante de la temporada“.

Miguel Mihura y Tres sombreros de copa

 En Café con Libros nos acercamos al teatro español de la mano de Miguel Mihura y su comedia, Tres sombreros de copa.

La Obra

Tres sombreros de copaObra maestra del teatro humorístico español, Tres sombreros de copa  se escribió en 1932.

La fuerza dramática de Tres sombreros de copa está en la colisión de dos mundos irreconciliables, pero necesitados entre sí, que parten de dos concepciones vitales opuestas. El mundo burgués, cursi, adinerado y limitado por una moral que a veces es tan estricta en sus formas como desgarrada en su fondo, de una provincia española, y el mundo inverosímil, errante, libre y sin esperanzas que forman las graciosas muchachas que integran el ballet del music-hall. Cada uno de estos mundos se rige y sustenta por leyes distintas y genuinamente propias. En ella aparecen los temas que van a ser constantes en sus libros , el choque entre la imaginación y la realidad, entre el mundo convencional y la libertad.

Se trata de una obra de humor amargo y ácido y de una enorme comicidad conseguida especialmente a través de un lenguaje disparatado, que no se adecua a la situación y por los múltiples y estrafalarios personajes que Mihura pone en escena.

Con esta obra, Miguel Mihura obtuvo el Premio Nacional de Teatro en 1952

Miguel Mihura

“Soy bueno y malo, perezoso y activo, simpático y antipático, triste y alegre, francófilo y germanófilo, modesto y vanidoso, tonto y listo. Soy, por lo tanto, como esos discos de gramófono, que por una cara tienen grabada una dulce melodía y por la otra cara una tabarra. Y todo depende de que se acierte a colocarme de un lado u otro en el tocadiscos”. Miguel Mihura

Nacido en Madrid en 1905, su faceta de autor, actor y empresario teatral le permitió conocer el teatro desde diferentes ópticas. El  joven Mihura abandonó sus estudios para dedicarse al humor y la historieta en revistas como Gutiérrez,  Buen Humor  y Muchas Gracias.

Durante los años veinte, trabajó como periodista. Son años bohemios, de tertulias en los cafés, donde conocerá a importantes periodistas del género humorístico como Edgar Neville y Enrique Jardiel Poncela.

Tres dramaturgos españoles

Mihura fue uno de los fundadores de las revistas humorísticas La Ametralladora, que se publicaba en Valladolid y que dirigió durantela Guerra Civil, sus artículos aparecían con el pseudónimo Lilo; y La Codorniz, revista que dirigió hasta 1946. Esta revista es uno de los capítulos más importantes de la literatura humorística española del siglo pasado.

Aunque empezó a escribir antes de la guerra, su reconocimiento fue tardío, pues sólo estrenó con regularidad a partir de la década delos cincuenta: en 1932 escribió Tres sombreros de copa, que no publicó hasta 1947, y no fue representada hasta 1952 (veinte añosdespués de escrita).

Otras destacadas comedias suyas son: El caso de la señora estupenda, A media luz los tres, El caso del señor vestido de violeta, ¡Sublime decisión!Melocotón en almíbarMaribel y la extraña familia (Premio Nacional de Teatro 1959-1960), Ninette y un señor de Murcia, La decente (Premio «Espinosa y Cortina» dela Real Academia Española),  Sólo el amor y la luna traen fortuna.

Durante la Guerra Civil, se refugió en San Sebastián con el bando nacional y militó en la Falange Española. Allí fue director de una revista de propaganda para los soldados del frente. Más tarde, en 1941, esta revista se convertirá en La Codorniz, considerada como el estandarte paródico de las convenciones sociales del momento. El tema de la libertad aparecerá también en ¡Sublime decisión! (1955), Mi adorado don Juan (1956) y La bella Dorotea (1963), si bien desde perspectivas diferentes.

A partir de la década de los cincuenta se produce un cambio en la obra de Mihura: la sátira se impone sobre el humor. Este viraje, que se aprecia ya en El caso de la señora estupenda (1953), se consolida en A media luz los tres.

Como autor para el cine, fue autor, solo o en colaboración, de los guiones de numerosas películas, algunas tan destacadas como La hija del penal (dirigida por E. Maroto), Boda en el infierno (dirigida por Tony Román), La calle sin sol (dirigida por Rafael Gil), La corona negra (dirigida por Luis Saslawski), Bienvenido, Mr. Marshall  (dirigida por Luis García Berlanga)

Miguel Mihura fue elegido, en 1976, para ocupar el sillón K de la Real Academia Española de la Lengua, pero no llegó a leer el discurso de ingreso porqué murió en Madrid el 28 de octubre.

Siguiendo con nuestros grandes escritores nuestra próxima lectura, en Café con libros  será “Historia de una maestra” de Josefina R. Aldecoa