Category Archives: Club Castrillón

CANCIONES DE AMOR A QUEMARROPA

Supongo que llega un momento en el que ya no puedes quedarte estancado. En el que tienes que encontrar un lugar más grande. Es decir…. ¿tendría que quedarse a vivir en Little Wing?. No sé.

Es una de las muchas preguntas que se hacen los protagonistas de la historia que de manera simple y a la vez global nos narra el autor Nickolas Bluter. Y dice mucho del desarrrollo de la vida de estos, Henry, Lee, Kip, Ronny y Berh, esta última la única mujer del grupo. Todos ellos han nacido y se han criado en el pequeño pueblo de Little Wing. Son amigos desde la infancia. Han convivido en el pueblo, en la escuela, en los campos que les rodean. Se conocen a fondo y aun así, ahora de adultos, parece que sus vidas no tienen por que seguir dentro de ese círculo de amistad que pocos años antes lo era todo.

Little Wing lo podemos considerar un protagonista más en la narración. Es un pequeño enclave en Wisconsin que pese a su insignificancia como población, a su declive, tiene para ellos un valor que hace añorarlo. Todos en algún momento han pensado en dejarlo y dos de ellos parece que lo consiguieron, Kip y Lee. Incluso Ronny vivió fuera de él durante el tiempo que se dedicó a ser un vaquero de competición. Pero Kip, casado y aparentemente triunfador como corredor de bolsa ha vuelto a su lugar de origen para impulsar un negocio que dinamice la localidad. Henry y Berh son matrimonio y regentan la granja heredada del padre del primero. Ronny también vive en él, después de que las lesiones y el alcohol le hicieran abandonar su profesión. También esta casado. Queda Lee, cantante y compositor de moda, triunfante en su sueño musical que una vez vio en peligro;  parecía que no iba a arrancar, pero lo hizo. Su boda, como antes la de Kip les vuelve a unir, aunque siempre tuvieron algún contacto.

Y es la vuelta de Lee la que de alguna forma da conenido a todo lo que se cuenta. A la evolución de la amistad pasado tanto tiempo, a despertar viejos y no queridos resquemores y recuerdos. Todos han cambiado de alguna manera, lo que menos ha cambiado ha sido la patria chica. Sigue siendo un pequeño pueblo, sigue sin tener encanto alguno, pese a los esfuerzos por hacer que su ambiente cambie. Quizás esto es lo que les mantiene unidos, su añoranza por aquellos años de juventud, amistad y sueños.

Los narradores son los propios personajes, lo que hace que está sea variada, fluida y al tiempo nos ayude a comprender su personalidad y en resumen a redondear lo que por sí mismo es una muy buena sintaxis y forma de contar.

Al final comprendemos la grandeza de ser amigos, pase lo que pase, la amistad estará por encima de todo, hará que nos perdonemos y pese a los cambios que por los años y diferentes ambientes y circunstanacias cada uno de los cinco protagonistas  han vivido, será la que logrará que todo sea perdonado y perdurable.

Nickolas Butler nació en Allentown, Pensilvania, y se crio en Eau Claire, Wisconsin. Es licenciado por la Universidad de Wisconsin y por el taller de escritores de la Universidad de Wisconsin. Ha trabajado en el departamento de mantenimiento de Burger King, de vendedor de perritos calientes, en una empresa de telemarketing, en una industria cárnica, en un tostadero de café y de dependiente en una licorería.

Sus textos han aparecido en Narrative Magazine, Ploughshares, The Kenyon Review Online, The Christian Science Monitor y The Progressive, entre otras publicaciones. Vive en Wisconsin con su mujer y sus dos hijos.

Es autor de la novela Canciones de amor a quemarropa (Libros del Asteroide, 2015), del libro de cuentos Beneath the Bonfire (2015) y de la novela El corazón de los hombres (Libros del Asteroide, 2017).

ELISA Y MARCELA – ALEN DOS HOMES

 

La historia de amor de Elisa y Marcela que se casaron en 1901 por la Iglesia

Este no es un libro de ficción. Es una historia real acaecida en los albores del siglo XX, concretamente en 1901. No sucedió en un lejano e ignoto país, sucedió aquí, en aquella España de entonces, y no solo eso, el hecho tuvo lugar en esta ciudad, La Coruña y la ceremonia de la boda se celebró discretamente en la Iglesia de San Jorge. Allí quedó registrado el matrimonio entre Mario -Elisa- Sánchez Loriga y Marcela García Ibeas.

Pese al cuidado que ambas habían tenido para que el asunto no transcendiese, fueron descubiertas. El escándalo fue mayúsculo. La prensa se ensañó de lo lindo y se ordenó su detención. En fin, un asunto de una relevancia social sin precendentes.

La foto de la boda es la que aparece en la portada del libro. Gesto serio en ambas personas. Elisa, vestida de hombre tiene, sin duda, una apariencia masculina pausible.

Ambas se habían conocido cursando la carrera de maestras en la Escuela Normal de La Coruña. Allí se unieron sentimentalmente para toda la vida. Podía haber quedado en eso, un amor secreto, dos mujeres que viven juntas, que son maestras. Posiblemente nadie hubiese pensado nada malo o pecaminoso en esa relación. En aquellas fechas el lesbianismo no tenía visibilidad. No era extraño que algunas mujeres viviesen juntas estando solteras. No llamaban la atención. Pero se ve que ese no era el deseo de nuestras personajes. Ellas querían vivir su amor en toda su plenitud dentro y fuera de su casa. Planificaron lo que deberían hacer de forma puntillosa y al principio todo salió como lo planearon. No contaban con que su mentira no sería creída por los habitantes de Dumbría que denunciaron el hecho y  ahí empezó el calvario en que se convertirían sus vidas.

Imagen relacionada

Perseguidas por la Guardia Civil huyen a Portugal. Se instalan en Oporto donde empiezan a trabajar y se granjean la amistad del patrono de Mario-Elisa. Pero hasta allí les sigue el brazo de la Ley. Son detenidas y encarceladas. Curiosamente las autoridades portuguesas las tratan con consideración y tienen con ellas detalles que dulcifican  el encarcelamiento. En el país vecino se arma tambien una tormenta mediática que airea los pormenores del suceso. Pero los trámites de extradición se alargan y la sociedad portuguesa cambia de opinión y se vuelca en ayudas hacia la pareja. Para dar más que hablar, Marcela  da a luz una niña, desconiéndose quien pudo ser el padre.

Finalmente consiguen emigrar a Buenos Aires, donde Elisa se casó con un anciano al que no le quedaban muchos años de vida. La idea era juntarse a la muerte del viejo. Pero este se enteró, montó en colera y las denunció. No obstante el caso no tuvo gran repercursión y la pista de ambas enamoradas se perdió de repente. Se desconoce como consumaron su vida, si fueron felices o tuvieron que seguir huyendo.

Más o menos esto es lo que  cuenta el libro que tenemos entre manos. Lo curioso del caso es que la boda se adelantó en 104 años a la Ley que promulgó el Gobierno de Zapatero que permite este tipo de matrimonios. No cabe duda que fueron unas precursoras del feminismo y la lucha contra la discreminación sexual.

El colectivo Milhomes otorga el premio Elisa y Marcela a las iniciativas que luchan por los derechos de gays, lesbianas y transexuales. Incluso piden que una calle de la ciudad se rotule con sus nombres.

Como curiosidad señalar que el matrimonio no fue anulado. Se hizo desaparecer del registro eclesiastico pero por las bravas, arrancando el fólio donde estaba consignado.

Narciso de Gabriel Fernández, nado no Cádavo (Baleira) o 25 de maio de 1955, é un pedagogo e ensaísta galego.

É catedrático de Teoría e Historia da Educación na Universidade da Coruña, exercendo como decano da Facultade de Ciencias da Educación.

 Premios

  • Premio de Investigación María Barbeito da Universidade de Santiago no 2001, por Escolantes e escolas de ferrado.
  • Premio de Investigación Losada Diéguez no 2002, por Escolantes e escolas de ferrado.
  • Premio de Investigación Concepción Arenal no 2006, por Ler e escribir en Galicia.

 

Un viaje en familia por “LA RUTA DE LAS AVES”

Los poemas son pájaros que llegan no se sabe de donde, y se posan en el libro que lees. Cuando cierras el libro, ellos alzan el vuelo como de un cepo.

Antonio Sandoval Rey, autor de este relato, nos hace participes de sus conocimientos sobre el mundo de las aves, sus características, su forma de vida y sus migraciones, verdaderas proezas en lo que a kilometros se refiere. Dicho así la novela nos podría parecer tediosa o muy enfocada a este sencillo y a la vez complejo mundo avícola.

Pero el autor de una forma a mi manera magistral, sabe relacionar lo antedicho con el comportamiento humano. Y lo hace a través de los componentes de una familia como muchas otras. Un padre dedicado a su labor de fotógrafo profesional de edificios y formas arquitectónicas; una madre metida en cuestiones políticas; dos hijos a cada cual más dispares, mientras Emily, la hermana mayor, quiere ser poeta su hermano, narrador de la historia, es un pajarero incansable. A ellos se añade la figura de la Abuela, una mujer que impone. Es alta, fuerte, de media melena espesa y gris, mirada intensa, rostro hermoso y ese tipo de voz grave y sonora que parece hablarte siempre al corazón. Por supuesto es un personaje capital en todo el relato y la impulsora del viaje que la familia va ha realizar desde Finlandía a España, siguiendo la migración de los ánsares y al tiempo contemplando otras aves y describiendo cuales y que características tienen.  Al viaje, se le añade un personaje mas, Mac, otro pajarero impenitente. Viejo conocido de la Abuela. Ella será la que les anuncie su incorporación y que continuará con ellos hasta el fin del trayecto.

Mencionar que la Abuela es viuda y que había conocido a Mac antes que a su marido. De hecho fue él, Mac, quien los presentó.

Comienza así el recorrido previsto. Emily no está cómoda, ella hubiese preferido estar en un curso de poesía al que se había apuntado. Su hermano, el narrador; feliz. Papa aprovechará el viaje para un nuevo proyecto, fotografiar los edificios que encuentre en su recorrido y ofrecer los resultados a sus clientes. Mamá no desconectará totalmente de sus problemas políticos pero promete no molestar mucho en el desarrollo del periplo y la Abuela entusiasmada, no solo por poder vivir la experiencia de viajar con su familia como si fueran una bandada de ánsares, también por reencontrarse nuevamente con Mac.

No voy a contar aquí como se desarrolla el comentado viaje punto por punto. Solo decir que me ha parecido sorprendente el giro que el autor dá al relato. Lo que parece que va a ser simplemente una enumeración de aves, humedales, singularidades de aquellas y estos, etc., poco a poco se va convirtiendo en una interación de comportamientos. Cómo las ideas de los componentes de la familia cambian conforme ven y escuchan las explicaciones de Mac, verdadero experto en la materia, sobre la vida de las aves, el cuidado que la ornitología necesita de las sociedad en general y de los poderes públicos en particular; lo que el comportamiento de las aves nos enseñan sobre nuetro propio comportamiento social, etc. etc.. Incluso la poesía que encierra ese comportamiento y las descripciones que dé el mismo han hecho muchos de los pensadores que el mundo ha tenido y tiene.

Por lo mucho que lo nombran destacar un libro, en apariencia un cuento infantil, escrito por la premio Nobel de literatura Selma Langerlöf, El maravilloso viaje de Nils Holgersson. Es un libro que fascina tanto a la Abuela como al narrador de este viaje. De su contenido extraen muchos de los conocimientos que sobre el comportamiento de los ánsares y otras aves comentan en sus charlas.

Sinceramente creo que estamos ante un libro que nos sorprenderá, nos hará conocer mejor los peligros que se ciernen sobre el alado mundo de las aves y la necesidad de mejorar nuestro comportamiento hacía dicho mundo. Y a la vez puede que nos haga cambiar alguna de nuestras ideas sobre lo que queremos hacer y lo fácil que puede ser compaginar esto con el cuidado del medio ambiente, algo que en este momento está muy de actualidad dado los fenómenos atmosféricos que estamos padeciendo.

Antonio Sandoval Rey , nacido en A Coruña en 1967 , es un ornitólogo y escritor ambiental gallego.

Fue vicepresidente de la Sociedad Gallega de Ornitología (SGO), presidente del Grupo Naturalista Hábitat de A Coruña, y Coordinador del Grupo Ibérico de Aves Marinas (GIAM) de la Sociedad Española de Ornitología – SEO / BirdLife. Ha escrito numerosos artículos sobre ornitología para publicaciones científicas y generales, y participó en la publicación de revistas y boletines ornitológicos.

Colabora con varios medios, en particular La Voz de Galicia a través de Prensa escuela, un equipo del que forma parte. 

Obras:

 

  • ¿Para qué se usan las aves? (2012)
  • Las aves marinas de Estaca de Bares. Un diario personal (2015).
  • BirdFlyway. Un viaje familiar para “The Bird Route” (2016, novela).
  • El árbol de la escuela (2016, álbum ilustrado por Emilio Urberuaga).
  • Cuándo ver aves en Galicia (2014, coautor).

 

 

La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey

El libro que estamos leyendo, escrito por Mary Ann Shaffer y Annie Barrows, parece hacer sido concebido para publicatar las ventajas que tiene pertenecer a un club de lectura como el que nosotros conformamos. Es un canto a la actividad de leer en compañía de otras personas y poner en común lo que de esta lectura apreciamos.

La historia es sencilla. Juliet Ashton, una escritora  que busca  un motivo para una nueva novela, recibe una carta de un desconocido llamado Dawsey Adams. Este reside en la isla de Guernsey, un pequeño enclave en el Canal de la Mancha. Está leyendo un libro de Charles Lamb que había pertenecido con anterioridad de Juliet. El es miembro de un club de lectura que tiene el largo y pomposo nombre del titulo de la obra. A partir de esta epístola se desarrolla toda una historia de relaciones entre Juliet y los componentes del mencionado club. No solo de estos, tambien de numerosas personas residentes en la mencionada isla que tienen en común haber vivido bajo la ocupación alemana en la segunda guerra mundial, -la trama se desarrolla un año después de terminada dicha contienda-, y son para la escritora una fuente de inspiración para la narrativa que desea escribir despues de haber tenido un sorprende éxito con su primera obra novelada.

El desarrollo de esta trama se expone de forma epistolar. Son cartas que detallan la vida de la protagonista en Londres, la relación que mantiene con sus amigos en dicha ciudad así como con los componentes del citado club de lectura y con diversos habitantes de la isla de Guernsey. A lo largo de las epístolas con estas personas   se va tejiendo una amistad que supera la simple relación de una autora y sus posibles lectores o, en este caso, inspiradores. Es algo que va mucho más allá. Es amistad profunda y verdadera, es conocimiento de las personalidades de unos y otros, es deseo de conocerse y estar próximos. En definitiva algo que los que estamos en estos clubes sabemos que sucede cuando perseveramos en la actividad que ellos comportan.

No importa que aparezcan muchos personajes, no importa los nombres, son prescindibles; si bien a algunos les damos la importancia que tienen en el desarrollo de la hisotoria. Las cartas son un modelo de expresión de todo lo que ocurre, de lo que afecta a la intimidad de quienes las escriben, en fin. Una delicia como novela que no dudo en recomendar.

                                                                                                                          ISLA DE GUERNSEY

Además nos permite conocer como fue la vida de estos lugareños en aquellas trágicas fechas. No solo de ellos, también como pasaban ese tiempo las fuerzas de ocupación, que a tenor de lo que aquí se relata al final tuvieron una estancia amarga y llena de penurias, como si su nación les hubiese olvidado en aquellas pequeñas posesiones ultramarinas.

La novela sirvió de guión para una película dirigida por Mike Newell estrenada en 2018, teniendo buenas críticas de prensa y público.

Mary Ann Shaffer es una escritora estadounidense nacida en Martinsburg, Virginia Occidental, en 1934 y fallecida en 2008.

Compaginó su amor por la literatura con su oficio de bibliotecaria,1​ dependiente de librerías y editora. Un viaje a la isla de Guernsey, en el Canal de la Mancha, en 1976 la obligó a esperar en un aeropuerto durante horas por causa de la niebla, lo que la permitió leer Jersey Under the Jackboot, un libro de Reginald Maughan sobre la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Esto le sirvió de inspiración para una novela, La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, acabado por su sobrina Annie. Mary Ann Shafffer falleció a causa de una enfermedad sin ver publicado este libro.

Annie Barrows (nacida en 1962 en San Diego , California) es una editora y autora estadounidense. Ella es mejor conocida por la serie de libros infantiles Ivy and Bean , pero también ha escrito varios otros libros para lectores adultos. [1]

Barrows fue la segunda de dos niñas (su hermana es dos años mayor). Nació en San Diego, cerca de la frontera sur del estado de California . Sin embargo, cuando tenía tres semanas, la familia se mudó a un pequeño pueblo, San Anselmo , en el norte de California . Pasó un tiempo considerable durante su infancia en la biblioteca infantil de la ciudad, donde eventualmente consiguió un trabajo de medio tiempo (durante sus años de escuela secundaria) para mantener los libros y volver a guardarlos.

Barrows asistió a UC Berkeley , originalmente se especializó en literatura inglesa , pero se graduó en Historia Medieval . Trabajó como editora, [2] y luego decidió dedicarse a la escritura. Se inscribió en una escuela de escritura, [3] luego comenzó a escribir libros para adultos.

Barrows está casado. Ella tiene dos hijas Su tía era Mary Ann Shaffer .

La primera producción escrita de Barrows fue  de no ficción para adultos. En 2003 recurrió a la literatura infantil , por la que es más conocida y honrada. De su interés en esta área ha escrito;

A veces pienso que he pasado toda mi vida tratando de recrear una tarde particular de mi décimo año. Ese fue el día que me recosté en el sofá leyendo un maravilloso libro llamado Time at the Top hasta que perdí todo el sentido de mi vida real y me uní a la vida del libro. Fue glorioso, como entrar en un sueño. Quiero que cada niño tenga esa experiencia, pero sobre todo, siendo terriblemente egoísta, también quiero tenerla nuevamente. Y finalmente, he descubierto una forma: escribo libros.

La Asamblea de los Muertos

Da lo mismo que adviertas o no a los infieles: no creen. /  Dios ha sellado sus corzones y oídos; una venda cubre sus ojos y tendrán un casigo terrible. (Corán, sura2, aleyas 6 y 7)

Sinceramente ha sido una novela que me ha sorprendido. Los inicios del relato parecen indicarnos que nos vamos a adentrar en los pormenores de un asalto a unas cámaras de seguridad sitas en un banco en Marrakech, llenas de joyas, ya que se está celebrando en dicha ciudad una feria de joyería internacional. Eso es lo que nos presenta de entrada el autor de esta obra, el coruñés Tomás Bárbulo.

No para ahí la cosa, un golpe de esta categoría, unos seis millones de euros en joyas, se proyecta desde Madrid y se le encarga a unos delicuentes de medio pelo, que viven a salto de mata. Son una pandilla singular, con nombres que todo lo indican, El Guapo, El Yunke, El Chato y El Chiquitin. Todos ellos tienen pareja a las que se les conoce por el nombre femenino de su querido. Solo El Guapo está casado y esperando un bebe.

A este singular grupo se le une el Saharaui, un moro de verdad, nacido en la antigua colonia española y que tiene doble nacionalidad. Es el más enigmático. Tiene más personalidad que cualquiera de los otros pero acepta que sea El Guapo el que mande pese a que él conoce mejor que nadie el terreno donde van a actuar. No pone objeción alguna, al contrario, le facilitará la labor de mando a su nuevo jefe.

Quien hace el encargo es un francés. Es joyero, o eso dice. Conoce de antes al Saharaui y dice estar conectado a una red que les permitirá colocar el botín sin levantar sospechas ni tener que fundir las joyas.

El golpe se presenta perfectamente planeado y parece que los riesgos serán mínimos. Hay que viajar a Marruecos, en grupo, como unos turistas españoles que van a pasar unas vacaciones visitando la nación vecina. Alquilan para ello un minibus, al que acondicionan con un doble fondo donde esconder le fruto del latrocinio y tira.

Durante las 170 primeras páginas se describe la personalidad de los intervinientes, sus muchas debilidades y sus pocas, en ocasiones luces. Vamos entrando en el grupo, en su manera de comportarse, ellos y ellas y nos preguntamos que va a pasar cuando de verdad entren en acción. Porque lo que me sorprendió del relato es el transcendental cambio que la historia dá desde su III apartado. Parece otra novela. Es como si el autor quisiese sacarnos de una rutina a la que nos habíamos acostumbrado y nos pone ante la realidad de lo que quiere contar. De como las cosas pueden no ser lo que aparentan, incluso lo que parece más cierto se puede convertir en algo impredicible en el momento menos esperado.

Esto hace que la obra sea interesante. Va creciendo en interés según se acerca a su final que sin duda sorprenderá a todos por lo inexperado. Y nos hace comprender para que sirven algunas personas que por muy inteligentes que se crean siempre habrá alguien más listo y audad que ellos.

Tomás Bárbulo (La Coruña, 1958) es un periodista y escritor español especializado en la temática sobre el Magreb, particularmente del Sáhara Occidental. También dedica sus investigaciones periodísticas a la inmigración africana en España. En 2002 escribió el libro Historia prohibida del Sáhara español.

De niño vivió en Sidi Ifni hasta 1969, momento en que la ciudad pasó a dominio de Marruecos. Posteriormente residió en El Aaiún hasta la Marcha Verde. Se ha desempeñado como corresponsal en Marruecos, Túnez, Argelia y Sáhara Occidental. Además de colaborar en diversos periódicos, trabaja para El País como conocedor de la problemática de esta zona. Ha sido fundador de Expansión, La Gaceta de los Negocios y El Sol‘; fue subdirector del efímero Diario Claro y ha sido tertuliano en La mañana directo en CNN+.

CUANDO SALE LA RECLUSA

A la tripulación: Pasada la latitud 52º sur. Silencio durante dos días. Descanso para todos equipo de guardia mínimo, dar de comer a los mirlos. Detalles, el viernes, 14,00.

Y se volvió a echar, pensando que cuando Magallanes descubrió el paso del estrecho, la naves habían disparado las salvas de la victoria. Él no deseaba nada de ese estilo.

Esta nueva novela de la escritora francesa Fred Vargas,-seudónimo de Fréderique Audoin-Rouzeau-, no deja de sorprendernos. De ella se dice que es un caso poco frecuente en el género negro y, leída la obra que tenemos entre manos, tenemos que dar la razón a aquellos que así la clasifican.

La narración tiene todo lo que gusta del género, argumento llevado con solidez, personaje central poderoso y original, secundarios adecuados, inteligencia, respecto por el lector y dialogos interesantes cuando no brillantes.

La novela se inicia con el bueno de Jean-Baptiste Adamsberg de vacaciones en Islandia con un hijo que ha descubierto hace poco y con el movil hundido en un montón de mierda de oveja. Una llamada le hace volver a París para un asunto que necesita de su inteligencia. Un homicidio solucionado rápidamente y que solo nos sirve para adentrarnos en el entorno del comisario en cuestión y en la brigada en la que está destinado. Nos va dando pistas del caracter del citado comisario, de su asombrosa intuición y de lo que algunos denominan saber ver entre la bruma, así como las cualidades del resto de los componentes del grupo.

Y aquí, mientras se resuelve el caso por que ha tenido que regresar a su brigada surge por pura casualidad un nuevo motivo de investigación, la muerte de varias personas debido a la picadura de una araña, la Loxosceles rufescens,  más conocida como ” la reclusa”. Es un caso curioso ya que el veneno de este arácnido aunque doloroso e irritante no suele ser mortal. Otra circunstancia que le llama la atención es que no suele ser un animal agresivo, al contrario se esconde con facilidad y es muy difícil detectar su presencia.

Seguimos la lectura y las andanzas del inspector sobre el tema, un asunto que en principio no parece implicar a la policia y si a la sanidad pública; pero al que nuestro comisario Adamsberg no deja de prestarle toda su atención consiguiendo involucrar poco a poco a la casi totalidad de los integrantes de su unidad. Es una lectura un tanto tediosa, llena de datos y detalles no muy comprensibles. En ese tiempo también se ocupan de otros casos pero al final se centran en estas defunciones de una manera total y con todo el esfuerzo necesario.

 

Hasta la mitad del relato al lector le cuesta entrar en materia, pero una vez pasadas esas 200 primeras páginas la trama se hace más patente y los hechos comienzan a interesar cada vez más y a meternos de lleno en el beregenal montado. Disfrutamos de lo que leemos y casi lamentamos que nos vayamos acercando al final de la historia.

Hay en el  texto humor, ironía y escenas de gran ternura como es la que toda la brigada encabezada por el mencionado Adamsberg se moviliza para socorrer y salvar a cinco crías de mirlo que han nacido en el patio de la comiseria. Es un grupo humano de valía y no hay duda de que él, Adamsberg, es el aglutinador del mismo. Una persona al que su pensamiento funciona mejor cuando alguien le hace frente; un despistado con dos relojes que no funcionan pero dotado de una inteligencia que sabe usar y de una intuición que rara vez se equivoca.

La autora sabe como introducirnos en la trama, como a través de nuestros prejuicios e inquietudes tomamos partido y tenemos que luchar contra la tentación de justificar al asesino ya que nos está librando de la escoria que en toda sociedad anida.

El final está muy bien llevado. Es lo de menos, hemos disfrutado llegando hasta él y de eso va la historia. Hay quien clasifica “Cuando sale la reclusa” como una obra maestra del género. Espero que nos guste y como a los que ya la han leído disfrutemos de lo que esta maestra del género negro nos cuenta con su maestría.

Un pero a todo lo dicho, los nombres de los personajes. En ocasiones nos hacen perder el hilo y no estamo seguros del lugar que ocupan en la brigada. Por lo demás nada que decir.

Fred Vargas, seudónimo de Frédérique Audoin-Rouzeau (París, 7 de junio de 1957), es una escritora francesa.

Autora de novelas policíacas, escogió como seudónimo el de “Vargas”, el mismo que escogió su hermana gemela Joëlle, pintora conocida bajo el nombre de Jo Vargas. Este alias hace referencia al personaje de María Vargas, interpretado por la actriz Ava Gardner en el film La condesa descalza.

Frédérique Audoin-Rouzeau, nacida en París, a menudo escrito por error “Audouin-Rouzeau”,2​ es la hija de Philippe Audoin, escritor surrealista próximo a André Breton. Tiene por hermano al historiador Stéphane Audoin-Rouzeau, especialista de la Primera Guerra Mundial y codirector del centro de investigación de la “Historia de la Grande Guerre”, que es quien le inspiró el personaje de Lucien Devernois.

Arqueozoóloga e historiadora de formación, escribió en el año 2003 una obra científica sobre la peste negra, titulada Les Chemins de la peste, le rat, la puce et l’homme.3​ Su primera novela recibió el premio del Festival de Cognac en 1986.4

Fred Vargas apoyó en las elecciones europeas de 7 de junio de 2009 la candidatura de Daniel Cohn-Bendit y las listas de los ecologistas del partido Europe Écologie. También suscribió un manifiesto durante la campaña titulado “Nous y sommes”.56​ Es tímida y se niega a firmar autógrafos; afirma que comenzó a escribir por diversión y que «la novela policíaca deriva de la literatura épica».78

En 2018 es galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Letras convirtiéndose en la séptima mujer que lo gana.9

Personajes principales

  • Jean-Baptiste Adamsberg: personaje principal en la mayoría de sus novelas, Comisario de policía sin verdadero método de investigación.10
  • Adrien Danglard: inspector, metódico y de saberes enciclopédicos, adjunto del anterior; divorciado, padre de cinco hijos y gran consumidor de vino blanco y cerveza.
  • Camille Forestier: música, tiene una turbulenta relación con el comisario Adamsberg. Apodada “la petite chérie” durante sus primeras apariciones, tiene un hijo del comisario.
  • Violette Retancourt: teniente y preferida de Adamsberg. Mejor no fiarse de su corpulencia; ella puede hacer de todo.
  • Marc Vandoosler, apodado “San Marcos”: hombre de familia durante el día, medievalista por la noche. Le encanta llevar pesados anillos de plata.
  • Lucien Devernois, apodado “San Lucas”: historiador especialista en la primera guerra mundial. Utiliza al hablar muchas expresiones de esa guerra. Este personaje está inspirado en el hermano de la autora.
  • Mathias Delamarre, apodado “San Matias”: arqueólogo especialista en la prehistoria. A menudo pasea en sandalias y rara vez va vestido decentemente.

Estos tres últimos personajes, apodados los Evangelistas viven en la misma casa, «La Baraque Pourrie», con el viejo Vandoosler, ex-policía, tío y padrino de Marc. Cada morador ocupa un piso entero, determinado en función de la época que estudia. Matías está instalado en el primer piso, Marc en el segundo, Lucien en el tercero y Armand en el cuarto.

  • Armand Vandoosler: antiguo policía, epicúreo, caprichoso y tío de Marc.
  • Joss Le Guern: ex marino, gordo y brutal.
  • Ludwig Kehlweiler: antiguo policía, tiene una red de chivatos y un sapo llamado Bufo.
  • La Boule: el gato del comisario; una gran bola de pelo.

Algunas de sus novelas han sido llevadas al cine y televisión. Esta en posesión de númerosos premios, entre los que se encuentra el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2018

 

 

LOS PECES NO CIERRAN LOS OJOS

“Nacer y crecer en Nápoles agota el destino: vaya uno donde vaya, ya lo ha recibido como dote, mitad lastre, mitad salvoconducto”.

Todos tenemos recuerdos de nuestra nuñez. Sobre todo de aquellos hechos que se produjeron en ese difuso y difícil momento en que vivimos la transición de la  infancia a la adolescencia. Años en los que nos sentiamos más o menos confusos con el ambiente y los sucesos que nos rodeaban, con lo que ocurría en nuestra familia, en nuestro vecindario más próximo, en nuestros juegos y relaciones. Comenzaban a darse en nuestro cuerpo sensaciones que hasta entonces no habíamos sentido o si lo hicimos eran algo vago, que precisamente, ahora, se convertían en realidades que influían en nuestra manera de comportarnos, de pensar, de estar con el resto de la gente que más o menos cercana nos rodeaba.

Esto nos cuenta nuestro personaje. Vive en una isla cercana a Nápoles unas vacaciones con su madre. Persona muy apegada a su tierra y a sus costumbres. Es un tiempo nuevo para ellos. La segunda guerra mundial hace un par de años que ha terminado. Todo está por rehacer. Nápoles y su entorno han sido duramente castigados por la contienda. Su padre no está con ellos. Ha emigrado a Estados Unidos y encontrado allí trabajo. Sabemos que pide a su esposa que se reunan con él en ese nuevo y al parecer maravilloso mundo que nada se parece al que ha vivido y dejado. Sabemos que su madre se negará a trasladarse y él volverá, pero mientras eso sucede  los “mayores” a él le suceden otras cosas.

Es una persona afable, entabla amistad con facilidad sobre todo con las personas adultas. Está entusiasmado con los pescadores del lugar y hace todo lo que puede para adaptarse a la forma de trabajar de estos y aprender las artes y modos de pesca que usan. Alguno le tiene aprecio y le deja que le ayude lo que le congratula en grado sumo.

Como todos los veraneantes utiliza la playa para su esparcimiento y sabe nadar con soltura. Es en la playa donde se fija en una chica algo mayor que él. Ella también se interesa por él. Es una relación basada en la admiración del uno por el otro.

Sin que el entienda el porque este hecho le produce un cierto desosiego. Quiere ser otro, más adulto, más mayor. Su sensación es estar como un gusano de seda, dentro de un capullo, su propio cuerpo que no le deja desarrollarse. Quiere romperlos para que de su caparazón salga su nueva fisonomia, más acorde con lo que ahora demanda.

La relación con la citada muchacha le trae problemas con una pandilla de tres adolescentes que le buscan y golpean, que le rompen su caparazón. Las lesiones obligan a hospitalizarlo y aunque conoce a quienes se las han producido se niega a  denunciarles, pese a que ellos, descubiertos por la policía lo han confesado todo. Esto hace que gane enteros y él mismo se sienta satisfecho.

De Luca cuenta todo esto mezclando los recuerdos con las realidades que a través de los años al personaje que nos ocupa, a mi modo de ver él mismo, le han sucedido y convertido en lo que ahora es. Pero estas interrupciones de tiempo para nada desvían la atención sobre lo ocurrido en aquel verano, que puede tomarse como la tierra abonada en la que ha germinado el árbol de su vida.

La lectura  es amable y no debe extrañarnos. Para aquel muchacho escribir no era complicado. Formar frases, contar historias, reflejarlas en un papel era su mejor disposición. No así las matemáticas. El motivo según dice en algún momento es que las historias y la escritura puede moldearse según el deseo e intelecto del que las formula. Las matemáticas son rígidas, muy importantes, pero poco o nada flexibles y a él no le van. Son su penitencia.

Queda una pregunta en el aire. ¿Alguna vez y ante algo tan hermoso como el amor, la pasión o la simple afectividad, aquel niño de la playa de la Isla, cerró los ojos?. Al menos al final de la historia y pese a todo los ruegos que recibió al respecto no lo hizo.

Enrico De Luca, llamado Erri (Nápoles, 20 de mayo de 1950), es un escritor, periodista y poeta italiano

Su nombre deriva del de su tío Harry, del que es la italianization. Estudió en el Liceo clásico Umberto I. En 1968, a la edad de dieciocho años, se fue a Roma y se unió a Lotta Continua.1​ En 1976 dejó el compromiso político.2

Ho fatto il mestiere più antico del mondo. Non la prostituta, ma l’equivalente maschile, l’operaio, che vende il suo corpo da forza lavoro

Erri De Luca, Non ora, non qui, Feltrinelli

Ejerció para vivir muchas artes y oficios, en Italia y en el extranjero, fue el trabajador calificado, conductor de camión, trabajador de almacén, albañil. Fue trabajador en una fábrica, albañil en Nápoles, después del terremoto, albañil en Francia, voluntario en África, en Tanzania, donde contrajo la malaria, trabajador de pista en el aeropuerto de Catania y albañil en Milán y Roma, hasta 1997. Durante la guerra en la ex Yugoslavia hizo de conductor de convoyes de ayuda humanitaria. En 1999 fue a Belgrado durante el período de los bombardeos de la OTAN.

Estudió como autodidacta diferentes idiomas, incluyendo el ruso, swahili, yiddish y hebreo antiguo, idioma del que ha traducido algunos textos de la Biblia. El propósito de lo que él llama “el servicio de traducción ” no era dotar al texto bíblico en un lenguaje fácil o elegante, sino reproducir el texto en la lengua más similar y más obediente al original hebreo.3

La publicación, como escritor, de su primera novela, No ahora, no aquí, una recreación de su infancia en Nápoles, se produjo en 1989, cuando tenía casi cuarenta años de edad.

Traducido al francés, español, inglés y otros 30 idiomas, entre 1994 y 2014, recibió el premio de France Cultura para el libro Vinagre, arco iris, el Premio Laure Bataillon para Los tres caballos, el Prix Femina étranger para Montedidio, el Premio Petrarca en Alemania, Le Prix Europeen de la Literature en Estrasburgo, el Premio Leteo en España, el Premio Jean Monnet en Francia. Ha colaborado con artículos de opinión en varios periódicos (La República, Corriere della Sera, Il manifesto, Avvenire).

En 2003 formó parte del jurado de la 56.ª edición del Festival de cine de Cannes, presidido por el director francés Patrice Chéreau, que ha adjudicado a la Palma de oro a la mejor película a Elephant de Gus Van Sant.

El crítico literario del Corriere della Sera, Giorgio De Rienzo, en un artículo en 2009 lo llamó “escritor italiano de la década”.4

También escribe de montaña, de la que a menudo se define como un gran amante. Fue su padre, un alto militar del cuerpo de los Alpinos, quien le transmitió esta pasión. Es conocido en el mundo delalpinismo y de la escalada deportiva. En el 2002 fue el primer mayor de 50 años en superar un 8b, en la Cueva de la Arenauta de Gaeta (8b+).5​ En 2005, participó en una expedición en el Himalaya con una amiga, Nives Meroi, una experiencia narrada en el libro En el rastro de Nives. Es amigo y contemporáneo de Mauro Corona, con el que comparte la pasión por el deporte y la literatura. En 2014, fue miembro del jurado del Piolet d’or, un premio francés de montañismo.6

En 2009, durante la presentación de un libro de la ex brigadista roja Barbara Balzerani, las palabras con las que define el período de los años de plomo como una “pequeña guerra civil” dieron que hablar.7

Se dedica a la temática social y también ha trabajado en temas de migración.

Con la periodista Chiara Sasso, Wu Ming 1, Ascanio Celestini, Claudio Calia, Simone Tufano y Zerocalcare, participó en la escritura del libro Enemigo público. Sobre el túnel en los medios de comunicación: una historia del No TAV, en el cual él escribió la introducción, el texto en apoyo de los derechos de los habitantes del territorio de la Val di Susa y sus instancias, que también es apoyado por el movimiento No TAV. Por algunas frases, en una entrevista en septiembre de 2013 en contra de las obras del TAV8​ se le ha enviado a juicio por incitación a cometer un delito.9​ El proceso en que la contraparte es la LTF – Lyon, Turin Ferroviaire S. A. S. , que tiene contratos para la construcción de la gran obra y el escritor, comenzó el 28 de enero de 2015.

En su folleto, una La palabra contraria, explicó sus razones y el derecho a la libertad de expresión.1011​ En apoyo de De Luca fue firmado también un llamamiento de 65 personalidades del cine europeo, incluyendo a Wim Wenders, Claudio Amendola, Mathieu Amalric, Constantin Costa-Gavras y Jacques Audiard12​ en su favor, en que también participan el Presidente francés, Francois Hollande, quien defendió al escritor, recogiendo una petición firmada por Salman Rushdie13​ y muchos otros como Fiorella Mannoia, Luca Mercalli y Alex Zanotelli.14​ El 19 de octubre de 2015 es absuelto.15

En febrero de 2017 fue el invitado al salón literario de laUniversidad Luigi Bocconi de Milán, en el curso de un congreso dedicado a él, que cubrió las etapas esenciales de su experiencia biográfica y bibliográfica.

Con su nieta Aurora ha llevado al teatro una obra titulada Viaje con Aurora.1617​ Vive en la campiña romana.

La Fundación

En 2011, creó la Fundación Erri De Luca con fines sociales y culturales18​ a través de las herramientas de comunicación de las diferentes disciplinas artísticas. Sus archivos culturales han sido puestos a disposición de la Fundación para la consulta, y también los del periódico Lotta Continua, que pueden consultarse a través de la web.19

Su obra literaria es muy extensa y abarca obras de ficción y no ficción, poesía, teatro y cine, amén de otros escritos y artículos diversos.

 

Tea Rooms – Mujeres obreras

La mujer nueva ha hablado también para todas las innumerables Matildes del universo. ¿Cuando será oida su voz?.

Luisa Carnés a través de una de los personajes de la narración nos hace recorrer un tiempo del que se ha escrito mucho,- aquella España y aquel Madrid de los años 30,- recien instaurada la II República,; circunstancia esta que tantas esperanzas hizo florecer en lo relativo a que la sociedad española cambiase a más democrática y solidaria, a que se difuminase el abismo existente entre las diferentes clases sociales, la obrera -mayoritaria y generalmente mal pagada y tratada-; la clase media en la que funcionarios y profesionales liberales parecían gozar de una placida vida social y el capitalismo que todo lo abarcaba, desde la produción industrial hasta la agrícola, dueños de las fábricas y latifundios y con derechos sobre la vida de aquellos a quienes empleaban.

Quedaba aparte la influencia que en aquella sociedad tenía la Iglesia Católica, poco dada a que las cosas cambiasen y generalmente asociada a los poderosos. Sus consejos iban encaminados a aceptar el estatus vigente.

Y eran tiempos de grandes cambios sociales en el mundo que rodeaba a nuestra nación. El comunismo, el fascismo y el nacionalsocialismo, imperaban ya en amplias zonas de Europa. El mundo estaba en un proceso de un importante cambio social, que sin lugar a dudas también afectaría a nuestra sociedad española.

Dentro de este contexto se desarrolla la trama de la novela. La particularidad de la misma es que narra la situación de la mujer trabajadora. Pese a los cambios, la condición femenina parece seguir siendo la misma. Ser mujer tiene muy pocos caminos que recorrer y según la clase social a la que pertenezca estos se reducen de forma drástica. Una mujer de clase humilde está abocada a tres únicas posibilidades, casarse, ser obrera o prostituirse, sin que estar en una de estas situaciones implique no ocupar algún lugar de los otros dos mencionados.

                                                               Puerta del Sol – Madrid – Años 30

Matilde, la protagonista principal no es una iletrada, sabe leer, sabe de matemáticas e incluso escribre a máquina; pero no encuentra otro trabajo que ser empleada de un salón de Te-Pastelería de cierto prestigio en el centro de Madrid. Es una más del elenco de empleados con que cuenta el establecimiento. Lo que se narra es la vida de esas personas, que por un mísero salario hacen jornadas de 10 horas de trabajo, son constantemente vigiladas y reprendidas. Se le exige buena presencia, amabilidad con el cliente, obediencia a todo tipo de instrucciones. Todo ello bajo la atenta mirada de la Encargada, otra mujer que no tiene reparo en hacer que se cumpla por encima de todo el trabajo que el dueño del establecimiento, el “Ogro”, exige. No están solas, hay tambien camareros, que igualmente se avienen a las exigencias descritas. Nadie gana un salario que permita una vida medianamente digna pero el miedo a perder el empleo hace que se acepte todo lo que se dispone desde la dirección sin duda alguna.

Son personajes muy bien definidos y que nos hacen vivir momentos de dolorosa emoción. Lo es cuando Prieto, el heladero italiano se entera de la murte de su hijo en su nación de origen a manos de los fascistas de Mussolini. Lo es cuando la jovencísima Laura, sobrina del jefe, muere a causa de un aborto, cuando Marta, la debota del grupo es despedida por sisar una peseta cada vez que tiene ocasión de hacerlo y termina en la prostitución.

Lo de menos es el trabajo que cada una realiza en aquel local, son sus sentimientos, sus confidencias y deseos lo que nos hace que la novela sea reveladora de un momento histórico y de que la lucha por los derechos de las mujeres no es cosa del tiempo que vivimos, viene de antiguo. En este sentido resalta la importancia de la solidaridad que debe existir entre los dos sexos que componemos la sociedad, la necesidad de verse iguales y tener las mismas oportunidades. La necesidad de no sentirse superior o inferior por haber nacido dentro de uno u otro sexo.

Luisa Genoveva Carnés Caballero —también conocida por el pseudónimo de Clarita Montes1​ (Madrid, 3 de enero de 1905Ciudad de México, 12 de marzo de 1964) fue una escritora y periodista española.

Nacida en una humilde familia madrileña, su padre, Luis Carnés, era barbero y practicante, y su madre, Rosario Caballero, era sastra, pero abandonó el trabajo para cuidar de seis hijos de los cuales Luisa era la mayor. Abandonó la escuela a los once años y entró como aprendiza en el taller de sombreros de una tía suya (Petra Caballero Aparicio),2​ trabajo que dejó para pasar al obrador de una pastelería. Como cuenta en una entrevista que le fue hecha en 1930:

«A los once años aprendí un oficio. Entonces, quizás, surgieron en mí las inquietudes, que aún no me han abandonado, las preguntas a las que todavía no he hallado contestación. ¿Por qué las mujeres se odian entre sí tan terriblemente?»3

En esas mismas páginas confiesa que en 1923 cogió «la pluma por primera vez para hacer un cuento» y que, como no se podía «gastar un duro en un libro», se alimentaba «espiritualmente con los folletones publicados en los periódicos y con las novelas baratas» y así fue ascendiendo «hasta Cervantes, Dostoievski, Tolstói…» de manera autodidacta a través de textos que adquiría e intercambiaba en librerías populares, mientras trabajaba también desde 1928 como telefonista o mecanógrafa en la casa editorial Compañía Iberoamericana de Publicaciones (CIAP) donde conoció a su primer marido, el dibujante Ramón Puyol (1907-1981), con el que tuvo un hijo. Disfrutó de alguna notoriedad literaria y tras el cierre de la editorial emigró a Algeciras. Pero volvió a Madrid, donde trabajó como camarera en un salón de té que le inspiró, según algunos, su mejor libro, Tea Rooms. Gran parte de su obra está imbuida de su ideología, pues fue militante del PCE y apoyaba a Clara Campoamor en su defensa del sufragio femenino.4​ Defensora activa de la causa republicana, al estallar la Guerra Civil escribió artículos y teatro de combate en su defensa que estrenó con Rafael Alberti hasta que pasó a Francia por La Junquera; se libró de ir a parar a un campo de concentración gracias al ofrecimiento del presidente mexicano Lázaro Cárdenas, y así terminó exiliada en 1939 en México embarcándose en el famoso trasatlántico Veendam junto con un puñado de intelectuales republicanos. Allí permaneció hasta su muerte en marzo de 1964 en un accidente de automóvil, aunque su familia se salvó. Dejó un corpus literario de una decena de novelas, una sesentena de cuentos, tres piezas de teatro y centenares de crónicas.

Obra

El primer cuento localizado en la prensa es Mar adentro (1926), publicado en La Voz, Madrid, 22 de octubre de 1926, p. 7. Entre esta fecha y la primavera de 1929 publicó cuatro cuentos en la prensa, hecho poco común en personas ajenas al mundo de la cultura.2

Su primera obra impresa, Peregrinos del calvario (1928), reúne una serie de novelas breves con influencias de Dostoyevski, Tolstoi, el folletín y la novela popular, en un tono religioso común a sus primeros textos. Ya con esta obra asombró a los críticos por la madurez de su estilo, de su fuerza expresiva y excelentes dotes de observación.5​ Así, con sólo veintitrés años, irrumpiría con fuerza en los círculos literarios madrileños, y pronto se convertiría en una de las figuras femeninas más destacadas de la cultura española de los años 30 gracias a su narrativa social. Colaboró activamente en los principales medios de comunicación de la época, en especial en La Voz y en los semanarios Estampa y Crónica, con cuentos, relatos y reportajes.

En 1930 aparece su segunda publicación narrativa, ambientada en Madrid y con una interesante figura como protagonista que da nombre a la obra, Natacha, ambientada en un taller textil en el que trabajó durante un tiempo. Fue saludada por la crítica como una obra madura. Y en 1934 se publica Tea Rooms. Mujeres obreras su novela más marcadamente social, una novela-reportaje con experiencias reales de las mujeres trabajadoras de la época, reeditada en 2016.6

En 1936, ya iniciada la Guerra Civil, irrumpe en la escena española con Así empezó…, estrenada el 22 de octubre en el Teatro Lara de Madrid5​ (rebautizado como Teatro de la Guerra, sección teatral del Altavoz del Frente7​), un drama de agitprop en un acto que recibió excelentes críticas por su “originalidad e interés”.

En México escribió De Barcelona a la Bretaña francesa. Memorias, una narración de sus vivencias durantes los últimos meses de la guerra en la Catalunya republicana y de su paso por la frontera francesa hacia el exilio. Escribió también la novela El eslabón perdido, en el que la autora describe el conflicto generacional que enfrenta a los exiliados adultos y a sus descendientes, que no conocieron la patria perdida y anhelada, y que buscan su lugar en la tierra que los acogió.8

También escribió otras dos obras dramáticas publicadas en México, sin que haya quedado constancia de su estreno: Cumpleaños (1966) y Los vendedores de miedo (1966).5

En 2017 la editorial Hoja de Lata publica una selección de sus cuentos englobados bajo el título Trece cuentos (1931-1963), y al año siguiente Espuela de Plata sus cuentos completos

Me llamo Rojo

La ceguera es el silencio. Es lo mas profundo de la pintura es ver lo que aparece en la oscuridad de Dios.

Orhan Pamur nos presenta en la narración un conjunto de escenarios muy diversos y al tiempo unidos por la importancia que para los grandes personajes de la historia otomana, -cuando su imperio era uno de los mayores del mundo-, tenían los libros. Y no cualquier libro que contase cualquier historia. No era esta la que marcaba la importancia del volumen, que la tenía; era la representación que de dichas historias hacían los ilustradores, era la belleza del colorido de sus páginas. Este gremio de artistas durante muchos años, prácticamente toda sus vida, se dedicaban a perfeccionar este oficio, por el que eran reconocidos y recompensados con dádivas y mejoras en su manera de vivir.

A estos ilustradores en occidente les llamaríamos pintores. La diferencia es que mientras nuestros maestros pictóricos plasmaban la realidad que veían, aquellos lo que representaban era esta realidad idealizada, no exactamente lo que observaban, si no lo que el escribano había querido relatar e incluso obligaban a este a que después de efectuada la ilustración la justificasen en el relato que estaban realizando.

Nos describe en consecuencia un mundo poco conocido y sin lugar a dudas sujeto a las virtudes y defectos que toda actividad artistica tiene, disposición, entrega, desesos de superación y al mismo tiempo envidias, rivalidades  y las  influencias que la fe islámica  tiene sobre la respresentación de humanos en sus pinturas, lo que puede llevar, como es el caso a considerar justificable el asesinato de aquel o aquellos que intentan tal empeño, aunque este venga del deseo del mismisimo Sultán.

A través de los distintos capítulos, Orhan Pamuk nos va presentando los personajes que intervienen en la trama. El relato de sus vidas, azañas o deseos nos describe como era aquel Estambul del citado siglo XVI, no solo eso, también los acontecimientos políticos que se producian, guerras, alianzas, traiciones, etc.. Conocemos mejor ese mundo oriental que, salvo para una minoría, ha pasado desapercibido cuando hemos estudiado la Historia de nuestro mundo occidental, salvando la dominación de parte de Europa por los otomanos.

También a mi modo de ver lo hace de una forma muy arabe. Cada capítulo es un cuento en sí mismo. Y aún cuando al final todos tienen una justificación en la busqueda del Maese Donoso, el desaparecido ilustrador cuya muerte se narra al principio de la novela, acompaña este deseo una serie de historias personales que nos atraen y cuyos resultados finales también nos agrada conocer.

Personalmente la lectura no la encontré fácil. Hay muchas referencias a ciudades, nombres y hechos de los que bien poco sabemos o simplemente desconocemos. Por supuesto para aquellos que les guste bucear en esas esquinas de la historia el libro es una mágnifica guia.

Ferit Orhan Pamuk (Estambul, 7 de junio de 1952) es un escritor turco, Premio Nobel de Literatura 2006.

Nació en el seno de una familia acomodada (su padre era ingeniero), residente en el occidentalizado barrio de Nişantaşı de Estambul, similar a los que describe en algunas de sus novelas. Cursó la secundaria en el norteamericano Robert College de su ciudad natal y después comenzó a estudiar arquitectura, pero tres años más tarde abandona la carrera para dedicarse a la literatura a tiempo completo. En 1977 se graduó en el Instituto de periodismo de la Universidad de Estambul, aunque nunca ejerció la profesión. Entre 1985 y 1988 residió en Nueva York y trabajó como profesor visitante en la Universidad de Columbia mientras su esposa, la historiadora Aylin Türegün, estudiaba allí mismo. Posteriormente regresó a Estambul. Pamuk es musulmán cultural. El matrimonio con Türegün se extendió desde 1982 hasta 2001; en 1991 nació su hija, Rüya.

Sobre su vocación ha dicho: “Me acuerdo perfectamente del momento en que quise ser escritor. Fue una tarde de marzo o abril, en la primavera de 1973. Agarré un papel y un bolígrafo y me puse a escribir. Así fue. Recuerdo haber leído El extranjero, de Camus, y a pesar de que no influyó en mi escritura pensé que me iba a ayudar a ser escritor”. ​ Y sobre el momento en que abandonó arquitectura: “Yo tendría 23 años y le dije a mi familia y a mis amigos que no iba a ser el arquitecto o pintor que todos ellos querían, sino un novelista. Todos me dijeron que no lo hiciera, que yo no tenía ni idea de la vida. Creo que pensaban que iba a escribir una sola novela. Pero les dije que existían Borges y Kafka, y que ellos tampoco tenían ni idea de la vida… Las novelas, me parece, son una forma inédita de ver la vida. Solo ahora, después de todo este tiempo, confieso que cuando mi familia me dijo que yo no sabía nada de la vida, tenían razón. En ese momento no sabía nada”.

Aunque su carrera como escritor se inició a finales de los años 70, y su primera novela se publicó en 1982, su obra comenzó a tener repercusión internacional con la novela El astrólogo y el sultán (Beyaz Kale, 1985), alabada por el estadounidense John Updike, y alcanzó su consagración definitiva con Me llamo Rojo (Benim Adım Kırmızı, 1998), una novela que combina la narración de misterio, la historia de amor y la reflexión filosófica, ambientada en el Estambul del siglo XVI, bajo el reinado del sultán Murad III.

Orhan Pamuk en su estudio.

Pamuk fue llevado a juicio en diciembre de 2004 por «insultar y debilitar la identidad turca» (artículo 301 del código penal), en una entrevista a un periódico suizo en la que pronunció la siguiente frase: «En Turquía mataron a un millón de armenios y a 30 000 kurdos. Nadie habla de ello y a mí me odian por hacerlo». La primera sentencia le impuso una condena condicional de seis meses, durante los cuales debía abstenerse de cometer delitos para poder mantener su libertad. Se reafirmó en sus palabras en octubre de 2005.2​ En enero de 2006 un tribunal abandonó el proceso judicial.3

La posición cívica de Pamuk ante los derechos humanos, particularmente ante los problemas armenio y kurdo en Turquía, lo han convertido en un personaje que genera polémica en su patria, y mientras allí unos lo admiran otros lo consideran un traidor. El gobierno turco se ha negado a admitir que cometió un genocidio contra los armenios en 1915. La campaña de odio desatada en su contra en Turquía después de aquella entrevista lo obligó a abandonar el país por un tiempo. Ya antes, en 1995, estuvo entre el grupo de escritores juzgados por sus ensayos en los que criticaban al gobierno por su política con los kurdos.

Tras el asesinato del periodista turco-armenio Hrant Dink, ocurrido en enero de 2007, y las amenazas de muerte que recibió, Pamuk abandonó nuevamente su patria. Algunos medios turcos, como el diario Aksam, le acusaron de haber utilizado el asesinato de Dink como un pretexto para ir a Estados Unidos a ganar dinero dando conferencias en la Universidad de Columbia. Las acusaciones fueron negadas por Fatih Altayli, director del diario Sabah, calificándolas de “chisme”. Pamuk regresó a su ciudad natal en abril de ese mismo año para escribir su siguiente novela, Masumiyet Muzesi (Museo de la inocencia).4

En una entrevista concedida al semanario alemán Der Spiegel,5​ al inicio de una gira de lecturas de su obra por Alemania, menciona que tras la muerte de Dink, muchos intelectuales cayeron en una depresión profunda y que para él personalmente fue un choque terrible. Por eso prefirió distanciarse de los hechos, concurriendo a las cátedras en la Universidad de Columbia de Nueva York. La cancelación repentina de lecturas de su obra en Alemania en febrero de 2007 se debió a que, por lo reciente de los hechos, se le iba a estar cuestionando constantemente; además, las amenazas de muerte les otorgaría una relevancia que él no pensaba darles. Aseguró que aquella cancelación no se debió a que dudara de la eficacia de los cuerpos policiacos alemanes para prevenir los posibles ataques de grupos islamistas residentes en Alemania.

Sus estancias académicas en Estados Unidos han sido siempre productivas. Allí concluyó su más reciente novela (El museo de la inocencia) y en 1990 El libro negro, su primer éxito internacional. Por otro lado, aunque han existido amenazas de muerte de turcos fundamentalistas, Pamuk considera que nada ni nadie lo obligará al exilio.

El 12 de octubre de 2006 Pamuk ganó el Premio Nobel de Literatura como un escritor que, «en búsqueda del alma melancólica de su ciudad natal, ha encontrado nuevos símbolos para reflejar el choque y la interconexión de las culturas», según dice el veredicto de la Academia Sueca.6​ Es el primer turco que recibe este galardón. Sus obras han sido traducidas a más de 40 idiomas.

El 28 de abril de 2012 abre sus puertas en Estambul el Museo de la Inocencia basado en su novela homónima (El museo de la inocencia, Mondadori, 2009) en el barrio de Cihangir, en Beyoglu.7

El héroe discreto

Nunca te dejes pisotear por nadie, hijo. Esta es la única herencia que vas a tener.

He de reconocer que cuanto comencé a leer esta novela me sentí un tanto despistado sobre lo que el autor, Mario Vargas Llosa nos quería relatar. Las dos historias principales, la de Felicito Yanaqué e Ismael Carrera, tienen mucho en común pese a tratarse de dos asuntos aparantemente sin relación alguna.

La primer relato es el de un chantaje digno de una banda de mafiosos. D. Felicito Yanaqué dueño de una floreciente empresa de transpotes tanto de mercancias como de viajeros levantada por él con su trabajo y saber hacer, es amenazado con sufrir daños sin fin si no accede al pago de un estipendio mensual, La amenaza es global, alcanza al desarrollo normal de su empresa así como a su convivencia familiar; está casado y tiene dos hijos. Debido a la naturaleza un tanto sorprendente de su matrimonio, la relación con su esposa, mujer de escaso atractivo, ha inducido a Don Feliicito a mantener una amante, mujer de buena planta y belleza. También a ella está amenazada.

Ahora bien, Don Felicito había prometido a su padre que nunca se dejaría avasallar ni tendría temor alguno a lo que pudiera pasarle en un caso semejante y él es un hombre de palabra. Denuncia a la policía lo que le ha sucedido al tiempo que en el diario de mayor tirada de Piura, ciudad de los hechos, hace saber a quienes le amenazan que no se avendrá a trato alguno que le obligue al pago que le demandan. La palabra dada a su padre está ahí, para cumplirla y nada ni nadie le hará cambiar de opinión.

                                                                                       PIURA

El caso de Don Ismael Carrera es diametralmente distinto. Viudo, entrado en años, exitoso hombre de negocios de Lima   y padre de dos hijos, sabe que a su muerte su empresa durará lo que sus descendientes tarden en fundir todo el beneficio en francachelas y malos modos de vida. Él no desea que esto ocurra y para evitarlo decide casarse nuevamente, pero no con alguien de su clase, lo quiere hacer y hace con su asistenta, una mujer, Arminda, 40 años más joven que él. Ella le tiene cariño, lleva siendo su sirvienta mucho tiempo y cuanto se lo propone no duda en decir que sí, aun sabiendo que se mete en un buen berengenal ya que los dos hijos de Ismael no se van a quedar quietos y haran lo imposible por anular el enlace aduciendo demencia senil de su progenitor.

Este que conoce lo que puede suceder le pide a D. Rigoberto, antiguo empleado suyo, hombre de leyes ya jubilado, que  junto con su fiel chofer, Narciso, sean sus testigos de boda. Se celebrá esta tanto por lo civil como por lo religioso para que sea más complicado poder anularla.

                                                                                          LIMA

Tenemos ya dos héroes anónimos, Felicito e Ismael. A estos hay que añadir a Rigoberto y Narciso que se verán implicados en las maniobras torciteras de los hijos de Ismael. Habrá más y la lectura de la novela nos lo  irá desvelando. Lectura de por sí interesante y con la maestría a que nos tiene acostumbrados el autor.

¿Que intenta reflejar con estos relatos, que en un momento en que parece que los principios éticos y morales están en decadencia?, que todavía hay personas que hacen honor a ellos. Que no dudan en arrastrar peligros e incomodidades por mantenerlos aunque queden en el anonimato o sean motivo de un orgullo general que después no se ve reflejado en el día a día de la sociedad que nos ha tocado vivir.

Hay otro personaje digno de mención. Es Edilberto Torres. A cualquier hora y en cualquier circunstancia se le presenta a Fonchito, hijo de Don Rigoberto y al que conocemos por estar enamorado de Doña Lucrecia, su madrastra, tal como se relata en la obra del autor Elogio de la madrastra. Parece no tener relación con las historias que se cuentan pero preguntado el autor, reveló que lo incluyó por ser otro defensor a ultranza del bien hacer y la honradez por encima de todo. El representa al biografo Rubén Dario, Edelberto Torres. Un tercer héroe discreto. Defensor de las libertades y de la enseñanza. En un viaje dentre Guatemala y San José de Costa Rica, un vuelo de la Panamerican, el avión complacientemente aterriró en Managua donde fue apresado y encarcelado. Estuvo un año en prisión. Al salir demandó a la compañía aerea y la indemnización recibida se repartió entre sus abogados y su casua revolucionaria. Él siguio siendo pobre pero había demostrado que nadie debe dejarse pisotear.

Jorge Mario Pedro Vargas Llosa (Arequipa, 28 de marzo de 1936), i marqués de Vargas Llosa,12​ conocido como Mario Vargas Llosa, es un escritor peruano que cuenta también con la nacionalidad española desde 1993. Considerado uno de los más importantes novelistas y ensayistas contemporáneos, su obra ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan el Nobel de Literatura 2010, el Cervantes (1994) —entendido como el más importante en lengua española—, el Premio Leopoldo Alas (1959), el Biblioteca Breve (1962), el Rómulo Gallegos (1967), el Príncipe de Asturias de las Letras (1986) y el Planeta (1993), entre otros. Desde 2011 recibe el tratamiento protocolar de Ilustrísimo señor al recibir de Juan Carlos I de España el título de Marqués de Vargas Llosa.

Vargas Llosa alcanzó la fama en la década de 1960 con novelas como La ciudad y los perros (1962), La casa verde (1965) y Conversación en La Catedral (1969). Continuó escribiendo prolíficamente en varios géneros literarios, incluyendo la crítica literaria y el periodismo. Entre sus libros se encuentran obras de teatro, novelas policiacas, históricas y políticas. Varias de sus novelas, como Pantaleón y las visitadoras (1973) y La fiesta del Chivo (2000), han sido adaptadas y llevadas al cine.

Muchas de las obras de Vargas Llosa están influidas por la percepción del escritor sobre la sociedad peruana y por sus propias experiencias como peruano; sin embargo, de forma creciente ha tratado temas de otras partes del mundo. Desde que inició su carrera literaria en 1958 reside en Europa (entre España, Gran Bretaña, Suiza y Francia) la mayor parte del tiempo, de modo que en su obra se percibe también una cierta influencia europea.

Al igual que otros autores hispanoamericanos, ha participado en política. Luego de simpatizar con el comunismo en su juventud, a partir de la década de 1970 se adscribió al liberalismo. Fue candidato a la presidencia del Perú en las elecciones de 1990 por la coalición política de centroderecha Frente Democrático (Fredemo). Perdió la elección en segunda vuelta frente al independiente Alberto Fujimori.

Dada su dilatada biografía dejamos aquí la dirección de Wikipeida para el que esté interesado en conocer mas a fondo todo lo relacionado con este gran escritor hispanoa

https://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Vargas_Llosa