Search Results for balmis

O onte e o hoxe de Balmis: Balmis,todo por un virus

Nestes días nos que a nosa forma de vivir mudou tan de súpeto é normal que nos sintamos algo perdidas. Pero se de algo serve a Historia é para lembrarnos que cousas parecidas xa aconteceron noutros momentos e lugares. tamén a Socioloxía, permítenos saber cómo reaccionaron os habitantes daquelas épocas, neses momentos.

Sen dúbida, nós formaremos parte da Historia.

Estes días temos nas nosas rúas unha operación militar en marcha, moi importante: Operación Balmis. De seguro, que escoitáchedes este nome. Trátase dun operativo millitar que ten como misión principal facerlle frente ó Coronavirus.

Hoxe vamos tratar de achegarvos a historia dese nome, o contexto e o motivo, que por certo está moi relacionado coa nosa cidade.

Ano 1803, está a piques de comezar unha das expedicións máis importantes da nosa historia. A primeira expedición filantrópica pagada polo Reino de España, a “Real Expedición Filantrópica de la Vacuna”.

Esta expedición foi liderada polo  médico militar Francisco Javier Balmis co fin de levar a vacina da varíola ós territorios do imperio español en América e Filipinas (1803-1806). O propósito era acabar coa alta mortandade infantil que o virus estaba causando neses territorios. Balmis contou co apoio económico da coroa, que tiña interés propios,  xa que a propia filla de Carlos IV, a infanta María Teresa, finou a causa de esta enfermidade.

Balmis, non realizou esta fazaña él so,  o acompañaron o catalán José Salvany e por suposto a tan esquecida Isabel Zendal que foi a primeira enfermeira recoñecida en misión internacional e a  única muller que formou parte desta expedición.

Así, o 30 de novembro de 1803 partiu o navío chamado María Pita con 37 persoas dende o porto da Coruña. Destas 37 persoas, 22 eran nenos, orfos procedentes de Madrid, A Coruña e Santiago, de entre 3 e 9 anos, entre eles tamén iba o propio fillo de Isabel Zendal: Benito Vélez de 9 anos.  A forma de facer chegar a vacina foi  sinxela, pero supoñemos que moi dura para os pequenos: foron inoculados sucesivamente ó longo da viaxe para manter vivo o virus vacunal. Tratábase de elaborar unha “cadea humana”.

Grabado de Francisco Perez

Os resultados da expedición foron un éxito, se ben hai que ter en conta que un dos nenos finou na viaxe e que ningún deles regresou a España. Foron moitas e diversas as traxectorias dos participantes nesta histórica expedición. Pero eso daría para outra entrada no blogue.

Esta expedición foi moi valorada no seu tempo e incluso o propio Jenner, inventor da vacina, ó coñecer a iniciativa dixo: “No me imagino que en los anales de la historia haya un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como éste”.

Esta expedición que durou 3 anos foi probablemente o primeiro programa oficial de vacinación masiva realizado no mundo, pero tamén tiña, como é lóxico pensar, elementos políticos e formaba parte dun programa de goberno: era un intento do rei Carlos IV de levar os novos avances sanitarios ás súas colonias e controlar o territorio.

Antonio López xunto a estatua adicada a Isabel Zendal na Coruña

Estatua de Isabel Zendal na Coruña

Esta parte da historia foi recuperada por varios/as escritores, directores de cine, historiadores, así como pola nosa cidade que recentemente adicou unha rúa a Isabel Zendal.

Tamén,  periodistas de renome  como Antonio López están a facer unha magnífica laboura de investigación e difusión de este persoaxe e do seu papel tan importante nesta parte da Historia.

 

Na cidade a historia da Expedición Balmis está moi presente, como última anécdota relacionada con esta parte da historia e da nosa cidade, sabíades que na Domus temos o balcón dos nenos da varíola??

 

 

 

Nas nosas bibliotecas podedes atopar diferentes materiais que profundizan neste tema. Aquí vos deixamos varios exemplos:

Non podemos deixar de facer mención ó último libro escrito por Antonio López: “Isabel Zendal Gómez en los Archivos de Galicia” que tamén tendes nas bibliotecas formato papel e que tendes dispoñible en formato dixital, na web do Parlamento de Galicia, moi apropiado para estes días de confinamento.

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos que descubrirades algo da historia de eses homes, mulleres e nenos que tamén foron heroes no seu momento, que tamén salvaron vidas e tamén superaron moitas adversidades e momentos complicados semellantes ós que estamos a vivir nós.

Saúde e vémonos pronto nas Bibliotecas pero polo de agora lembra:

#EUQUEDONACASA

 

Catálogo das bibliotecas municipais

 

 

Lecturas de confinamento no Club de lectura de Durán Loriga

As persoas que conformamos o Club de lectura de Durán Loriga non podemos evitar botar de menos esa reunión que tiñamos cada quince días para poder compartir o entusiasmo por un libro e pola lectura en xeral. Ese anaquiño no que non só nos xuntabámonos para gozar falando dun libro, senón que volvíamos a lelo de novo con outros ollos grazas a todas as aportacións dos clubeiros e das clubeiras.

E hai ánimo de seguir co club nesta situación? Preguntabámonos as bibliotecarias. A resposta veu soa cando parte do grupo pide compartir as lecturas que quedaron pendentes: comezamos a conversa coa desgarradora crónica dunha familia parisina durante tres xeracións, esta é a investigación que fai a autora -Delphine de Vigan- sobre a súa propia familia en Nada se opone a la noche. Continuamos con La uruguayade Pedro Mairal– toda unha viaxe en busca de sedución e onde se expón, a modo de confesión e con moito humor, as dúbidas sobre que o amor perfecto poida traernos a felicidade. Para rematar coas provisións traídas da biblioteca lemos o cómic Polina de Bastièn Vives-, que foi Prix de Librairies BD en 2011 e que poderedes atopar nos nosos fondos á volta: unha emotiva historia que parte do ballet, dun mestre e dunha aprendiz, para falar da aprendizaxe vital.

 guía de lectura    

Pero sobre todo estamos a redescubrir un xénero literario que, ás veces, queda nun segundo plano respecto á nosa querida novela: O conto e a narración breve están a ser o principal motivo para a reunión. O primeiro que lemos foi o xeneroso regalo que nos ofreceu Marta Sanz a través das redes: Sherezade en el búnker deu que falar (tamén no encontro con ela) e poñer sobre a mesa as situacións complicadas que se están a dar neste encerro, pero que con humor sempre son máis doadas de abordar. Tamén o fermoso e autobiográfico Lejano, sacado do libro El boxeador polaco: un pequeno relato que serviu para mergullarnos por primeira vez no mundo de Eduardo Halfon -Premio Nacional de Literatura en Guatemala-, neste caso como un profesor de universidade canso da docencia, pero en ningún caso da literatura. 

     

Por outra banda, é bo momento para volver aos clásicos, moitos deles facilmente accesibles na rede. Nós xa levamos algúns: Casa tomada de Cortázar deu para milleiros de interpretacións en torno a esa casa que, misteriosamente e de a poucos, vai sendo invadida. Esa sensación de inquedanza tamén está no relato fantasmal La plenitud de la vida, un conto que só puido facer unha escritora tan adiantada á súa época como o foi Edith Wharton. Mais como seguimos na casa, acercámonos a outra historia que sucede tamén nun apartamento, onde hai unha radio que nos permite escoitar todas esas conversas que queremos, ou se cadra non: La radio enorme é un dos moitos relatos que John Cheever publicou no 1947 na revista New Yorker, pero que polo seu significado ten moito de actualidade.

     

Por suposto tamén compartimos as lecturas que nos acompañan estes días e que imos anotando para ler, agora ou á volta. Estas son algunhas das que podedes descargar nas plataformas de préstamo: Y te irás de aquí, a última novela de Lorenzo Silva que ademais publicou en aberto, a través da revista XLSemanal; La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero; La madre de Frankenstein de Almudena Grandes; Recursos inhumanos, de Pierre Lemaitre; Entre visillos, de Carmen Martín Gaite; A corazón abierto, de Elvira Lindo; Tiempo de espera, de Elizabeth Jane Howard; Lluvia fina, de Luis Landero; El extranjero, de Albert Camus; Un  amor, Alejandro Palomas; e La Tribuna, de Emilia Pardo Bazán.

Mais en realidade, falamos de todo un pouco. Da claridade nas palabras do filósofo e filólogo Emilio Lledó nestes tempos que vivimos, no documental Mirar palabras. Celebramos o día da poesía achegándonos aos poetas galegos actuais no documental Vértice de Versos, e tamén á mellor poesía en castelán, de man do proxecto Amamos la poesía da RAE. Revisamos os libros de Tània Balló, Las Sinsombrero, e o proxecto documental no que participa e que podemos ver na web de RTVE. Descubrimos o fermoso documental sobre a fotógrafa Ruth Matilda Anderson: A viaxe de Ruth. Tamén o documental adicado á actriz María Casares. Falamos de cine, de música, da operación Balmis, da cheeveriana serie Mad Men, do centenario de Galdós e dos encontros cos nosos autores favoritos nestes días, como é por exemplo Alejandro Palomas.

  programa adicado a Emilio LledóDocumental sobre a fotógrafa Ruth Matilda AndersonPrimeiro libro de Las Sinsombrero en ebiblioDocumental sobre a actriz María Casares

Este club na distancia é unha experiencia diferente na que se gaña en cooperación, xa que non só se comparte a visión dunha lectura, senón que tamén permítenos navegar xuntos neste mar de información e oferta cultural dixital que estamos a vivir. Así que dende o Club de lectura de adultos DL arrimamos o bote, esta vez en forma de post, para quen queira navegar con nós un pouco: anímaste?

Os nenos da varíola: dous clubes, unha lectura.

Por vez primeira na historia dos clubs de lectura das Bibliotecas Municipais da Coruña, dous clubs de diferentes idades dimos en escoller a mesma lectura. Así, na  Biblioteca Infantil e Xuvenil de Durán Loriga  ElClú (xuvenil) e o ClubDL (adultxs) compartimos a lectura da novela de María Solar Os nenos da variola. 

Dous clubs de lectura, dous tipos de lectores e unha lectura en común, imáxinades como puido ser a experiencia?

A autora desta novela, María Solar, compostelana, é  escritora e xornalista, presentadora na TVG e na Radio Galega. As súas obras están dirixidas a todos os públicos, en especial ao infantil e xuvenil, e leva recibido destacados galardóns, como o Premio Lazarillo, o Frei Martin Sarmiento ademáis de entrar na prestixiosa lista White Ravens dos mejores libros do mundo.

A obra, “Os nenos da varíola” editado en galego por Galaxia e en castelán por Anaya, baseáse nunha historia real, a da campaña contra a varíola levada a cabo polo Imperio Español, a chamada ‘Real Expedición Filantrópica da Vacina’. Eso sí, narrada dende unha nova perspectiva, non só a de aqueles que estudaron, investigaron, e crearon esta campaña, se non tamén dende a visión de 22 rapaces, de entre 3 e 9 anos, que fixeron posible que a vacina, á que acababan de bautizar como tal, chegase ao outro lado do Atlántico nunha cadea humana ‘brazo a brazo’ dende un hospicio sito nun pequeno recuncho de A Coruña.

Gracias á labor destes nenos a OMS en 1980 declarou o planeta zona libre de varíola, sendo a única enfermidade erradicada no mundo por unha vacina.

En ambolos dous clubes contamos coa presenza de Antonio López Mariño, periodista e investigador, principal artífice de que a historia recoñecese, con dous séculos de atraso, a figura de Isabel Zendal Gómez como primeira enfermeira da sanidade pública (primeira enfermeira da historia en misión internacional segundo a OMS).

Antonio descubriunos moitísimas curiosidades sobre a varíola e sobre os protagonistas da novela e da expedición. Por exemplo, que na Casa do home, na Domus, hai 22 placas cos nomes e idades dos rapaces, os dos doutores, Francisco Javier Balmis e José Salvany, e como non, o de Isabel Zendal rectora da Casa de Expósitos de A Coruña, que partiron o 30 de novembro de 1803 a bordo da corbeta María Pita con rumbo a América.

No momento no que o club de adultos clubDL estaba a facer a lectura do libro, tivemos a gran sorte de que se inaugurara a rúa ‘Isabel Zendal’ (antes rúa Isabel López Gandalia). Así que Antonio convidounos ao evento. Ese mesmo día puidemos asistir tamén á representación teatral que os escolares de  6º de primaria do CEIP de Baio fixeron da expedición Balmis no Paraninfo da UDC. Unha actividade realizada en colaboración cos alumnos de 3º curso do grado Educación Primaria da UDC e os alumnos de 2º curso  do IES de Zalaeta (antiguo hospicio).

Se te contaxiache coa apasionante historia que protagonizaron estos nenos orfos podes atopar máis información nas Bibliotecas Municipais da rede. Tendes tanto libros de materias como: “A Coruña en la historia de la viruela”, “La vuelta al mundo de la expedición de la vacuna”, “La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna” entre outros moitos que atoparedes na biblioteca especializada de Estudos Locais, novelas baseadas nesta historia, como “La soledad de Balmis” de Enrique V. García; e  por suposto “Isabel Zendal Gómez. Nos Arquivos de Galicia” de Antonio López Mariño ; “Ángeles Custodios” de Almudena de Arteaga  ou  “A flor de piel” de Javier del Moro ata o telefilme 22 ángeles, dirixida por Miguel Bardem.

Con esta lectura, comprobamos unha vez máis como é posible que persoas de diferentes idades desfruten dun mesmo libro e coñezan un feito histórico importantísimo que tivo lugar na nosa cidade. O resultado foi tan satisfactorio que coidamos de seguir compartindo lecturas.

E que o ler non ten idade!!

 

 

A FLOR DE PIEL

“No imagino que los anales de la Historia hayan aportado un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como este” (Edward Jenner .- 1806)

Tenemos que agradecer a Javier Moro que haya escrito esta epopeya. A algunos les refrescará la memoria y para otros, la mayoría me parece a mi, les hará conocer e interesarse por una de las proezas sanitarias más importantes de la historia de la humanidad. Los que la llevaron a cabo salvaron millones de vidas y a la postre comenzaron la erradicación de una de las enfermedades que mayor número de víctimas se había cobrado en los siglos en los que su curación era imposible, la viruela.

La historia nos cuenta como se proyectó y llevó a cabo esta gesta. La idea parte de un hombre dotado de una excepcional intuición, fuerte personalidad y una desmedida ambición de gloria, Francisco Xavier Balmis.  Sus conocimientos médicos, adquiridos a base de estudio y práctica, son excepcionales. Es además un organizador nato y sabe a quien dirigirse para lograr las ayudas necesarias para la magna empresa que desea realizar. Así alcanza el favor real. Carlos IV le otorgará su placet. El Rey es un hombre ilustrado, comulga con las ideas de Balmis sobre la necesidad de mitigar las enfermedades allí donde se producen y tambien prevenirlas sí, como es el caso, existe la forma de hacerlo. No solo ayuda con dinero y recomendaciones a sus Virreyes de más allá del ancho mar océano, también en la composición del equipo que debe acompañarle. Como ayudante le impone, más que le sugiere, a otro médico bien dotado de conocimientos, el Dr. Josep Salvany. A ellos se les unirán enfermeros y prácticantes y lo más importante de todo, los portadores del fluido de la vacuna. Estamos en principios del siglo XIX y el transporte del preciado fluido presenta muchas dificultades. Existen algunas formas de hacerlo pero no son seguras. Solo una lo es. Debe transportarse de brazo a brazo. Esto es, hay que inocularlo en una persona sana que no haya padecido la enfermedad anteriormente y que tampoco  haya estado en contacto con ella. Cuando la pústula se produce habrá que mantenerla durante unos días hasta el momento preciso en que se pueda traspasar su pus a otro individuo de iguales características que el anterior. Así  las veces necesarias para llegar con el fluido en condiciones al punto de destino.

Para hacer de portadores se piensa en niños, de unos cuatro a diez años. Las dificultades de encontrar personas que quieran ceder a sus hijos voluntariamente para este fin y más sabiendo que se van al otro lado del mundo, hace que se  decida incorporar como transportistas a niños incluseros. Primero en Madrid, donde se inicia la aventura y luego en La Coruña, de donde parten para América, la organización se hace con el número de niños necesario.

Y es en esta última ciudad donde se incorporará a la expedición una mujer excepcional, Isabel Zendal. Es joven y de origen campesino, lo que no impide que sepa leer y escribir y llevar registros. Es la Rectora de la inclusa de La Coruña. Tiene un hijo de soltera pero aún así es respetada por aquellos que la conocen. Pese a las resistencias de los marinos que componen la dotación de la María Pita, nombre del barco que les llevará al Nuevo Mundo, Isabel se embarca en la nave y participará muy activamente en la aventura. Para ella es la oportunidad de mejorar su condición social. Ya no será una “madre soltera“. El Rey le otorga el título de Doña. Además su hijo podrá llevar sus apellidos. Otro motivo que le impulsa a embarcar es no dejar solos a los niños que hasta ese momento estaban a su cargo en el hospicio coruñes. Sabe que las condiciones a bordo serán difíciles y duras y ella se considera preparada para ayudar a sobrellevarlas.

La novela además de hablarnos de Balmis, Salvany y otros muchos sujetos que estuvieron en aquella epopeya, lo hace de este personaje femenino, Isabel Zendal. Sin ella no hubiese sido posible finalizar con éxito la gesta. Ella será la base sobre la que Balmis asentará su hazaña. Ella influirá en la forma de actuar y pensar del médico. También en Salvany, más sociable que Balmis y tan excepcional como él, que pese a la incurable enfermedad que padece no duda en la expedición. -Será el encargado de llevar la vacuna a América del Sur-. Y sobre todo ella se encontrará a si misma, evolucionará como persona. Será fiel a la encomienda real, pero no volverá a España. Se quedará en Puebla. Con su hijo Benito y con su otro hijo, Cándido de la Caridad, madrileño, inclusero, aventurero, a quíen ella protegió desde el  dia lo que lo conoció. Su historia nos emociona de principio a fin. Sin lugar a dudas fue una extraordinaria mujer.

La narración está escrita de forma muy amena. Engancha y no deja indiferente. No es lógico que una persona real como Isabel Zendal sea desconocida para la mayoría de los habitantes de La Coruña. Hoy en día, la Escuela de Enfermería de la Facultad de Medicina de Puebla lleva su nombre y la Organización Mundial de la Salud en 1950 la nombró “primera enfermera de la Historia en misión internacional“. El Premio Nacional de Enfermeria, que cada año concede el Gobierno de México, lleva el nombre de Isabel Cendala Gómez.También la Asociación de Enfermería Comunitaria y la Cátedra Balmis de Vacunología de la Universiad de Alicante han firmado un convenio específico para la creación del Premio Nacional de Enfermería “Isabel Zendal y Gómez, Contrastan todos estos recuerdos y méritos con que en la ciudad que le dió la responsabilidad de dirigir su inclusa y la vió partir hacia un incierto destino, solo tiene dedicada a su memoria  una pequeña calle en el barrio viejo, la calle de Isabel López Gandalia, y una placa en el balcón Balmis en el museo cientifico Casa del Hombre.Domus

Javier Rafael Moro Lapierre, nació en Madrid el 11 de Febrero de 1955.

Estudió el bachillerato en el Liceo Francés de Madrid. Desde muy joven viajó con su padre, ejecutivo de la TWA, a países de África, Asia y América. Estos viajes en los que descubre el mundo constituyen los mejores recuerdos de su infancia y dejan una huella que aparecerá más tarde en sus libros.

Entre 1973 y 1978 estudia Historia y Antropología en la Universidad de Jessieu. Ha trabajado como invesigador en varios libros de Dominique Lapiérre -del que es sobrino carnal- y Larry Collins. También ha coproducido películas basadas en la obra de Ramón J. Sender, (Valentina y 1919; Crónica del alba).

Para escribir su primera novela, Senderos de libertad, viajó durante tres años por la Amazonía en avioneta, canoa, autocar e incluso a pie, para poder reconstruir la historia de Chico Mendes, un humilde cauchero que se convirtió en símbolo internacional de la defensa del medio ambiente.

Su segunda novela, El pie de Jaipur, apareció tres años más tarde y es la primera en estar ambientada en Asia. La periodista y escritora Maruja Torres dijo de esta obra “debería leerla todo el mundo porque trata, como alguno de los múltiples seres reales que lo pueblan dice en algún momento, de lo importante que es ‘lo que hacemos con lo que nos queda’. O sea de la superación de frustraciones”.

A esta le siguieron otros tres libros cuya acción transcurre en ese continente: Las Montañas de Buda, Era medianoche en Bhopal, Pasión india y El sari rojo, que según ha explidado “es la historia dramatizada de la familia Gandhi a traves de los ojos de Sonia

Su septimo libro, El imperio eres tú, vuelve a estar ambientado en América del Sur. Es la novela que le valió el Premio Planeta 2011

En 2015 publica “A flor de piel”

Es Patrono de la Fundación “Ciudad de la Alegría”.

 

A flor de piel

“No imagino que los anales de la Historia hayan aportado un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como este” (Edward Jenner .- 1806)

Tenemos que agradecer a Javier Moro que haya escrito esta epopeya. A algunos les refrescará la memoria y para otros, la mayoría me parece a mi, les hará conocer e interesarse por una de las proezas sanitarias más importantes de la humanidad. Los que la llevaron a cabo salvaron millones de vidas y a la postre comenzaron la erradicación de una de las enfermedades que mayor número de víctimas se había cobrado en los siglos en los que su curación era imposible, la viruela.

La historia nos cuenta como se proyectó y llevó a cabo esta gesta. La idea parte de un hombre dotado de una excepcional intuición, fuerte personalidad y una desmedida ambición de gloria, Francisco Xavier Balmis.  Sus conocimientos médicos, adquiridos a base de estudio y práctica, son excepcionales. Es además un organizador nato y sabe a quien dirigirse para lograr las ayudas necesarias para la magna empresa que desea realizar. Así alcanza el favor real. Carlos IV le otorgará su placet. El Rey es un hombre ilustrado, comulga con las ideas de Balmis sobre la necesidad de mitigar las enfermedades allí donde se producen y tambien prevenirlas sí, como es el caso, existe la forma de hacerlo. No solo ayuda con dinero y recomendaciones a sus Virreyes de más allá del ancho mar océano, también en la composición del equipo que debe acompañarle. Como ayudante le impone, más que le sugiere, a otro médico bien dotado de conocimientos, el Dr. Josep Salvany. A ellos se les unirán enfermeros y prácticantes y lo más importante de todo, los portadores del fluido de la vacuna. Estamos en principios del siglo XIX y el transporte del preciado fluido presenta muchas dificultades. Existen algunas formas de hacerlo pero no son seguras. Solo una lo es. Debe transportarse de brazo a brazo. Esto es, hay que inocularlo en una persona sana que no haya padecido la enfermedad anteriormente y que tampoco  haya estado en contacto con ella. Cuando la pústula se produce habrá que mantenerla durante unos días hasta el momento preciso en que se pueda traspasar su pus a otro individuo de iguales características que el anterior. Así  las veces necesarias para llegar con el fluido en condiciones al punto de destino.

Para hacer de portadores se piensa en niños, de unos cuatro a diez años. Las dificultades de encontrar personas que quieran ceder a sus hijos voluntariamente para este fin y más sabiendo que se van al otro lado del mundo, hace que se piense en incorporar como transportistas a niños incluseros. Primero en Madrid, donde se inicia la aventura y luego en La Coruña, de donde parten para América, la organización se hace con el número de niños necesario.

Y es en esta última ciudad donde se incorporará a la expedición una mujer excepcional, Isabel Zendal. Es joven y de origen campesino, lo que no impide que sepa leer y escribir y llevar registros. Es la Rectora de la inclusa de La Coruña. Tiene un hijo de soltera pero aún así es respetada por aquellos que la conocen. Pese a las resistencias de los marinos que componen la dotación de la María Pita, nombre del barco que les llevará al Nuevo Mundo, Isabel se embarca en la aventura. Para ella es la oportunidad de mejorar su condición social. Ya no será una “madre soltera“. El Rey le otorga el título de Doña. Además su hijo podrá llevar sus apellidos. Otro motivo que le impulsa a embarcar es no dejar solos a los niños que hasta ese momento estaban a su cargo en el hospicio coruñes. Sabe que las condiciones a bordo serán difíciles y duras y ella se considera preparada para ayudar a sobrellevarlas.

La novela además de hablarnos de Balmis, Salvany y otros muchos sujetos que estuvieron en aquella epopeya, lo hace de este personaje femenino, Isabel Zendal. Sin ella no hubiese sido posible finalizar con éxito la gesta. Ella será la base sobre la que Balmis asentará su hazaña. Ella influirá en la forma de actuar y pensar del médico. También en Salvany, más sociable que Balmis y tan excepcional como él, que pese a la incurable enfermedad que padece no duda en partir a esa aventura. Será el encargado de llevar la vacuna a América del Sur. Y sobre todo ella se encontrará a si misma, evolucionará como persona. Será fiel a la encomienda real, pero no volverá a España. Se quedará en Puebla. Con su hijo Benito y con su otro hijo, Cándido de la Caridad, madrileño, inclusero, aventurero, a quíen ella protegió desde el principio. Su historia nos emociona de principio a fin. Sin lugar a dudas fue una extraordinaria mujer.

La narración está escrita de forma muy amena. Engancha y no deja indiferente. No es lógico que una persona real como Isabel Zendal sea desconocida para la mayoría de los habitantes de La Coruña. Hoy en día, la Escuela de Enfermería de la Facultad de Medicina de Puebla lleva su nombre y la Organización Mundial de la Salud en 1950 la nombró “primera enfermera de la Historia en misión internacional“. El Premio Nacional de Enfermeria, que cada año concede el Gobierno de México, lleva el nombre de Isabel Cendala Gómez.También la Asociación de Enfermería Comunitaria y la Cátedra Balmis de Vacunología de la Universiad de Alicante han firmado un convenio específico para la creación del Premio Nacional de Enfermería “Isabel Zendal y Gómez, Contrastan todos estos recuerdos y méritos con que en la ciudad que le dió la responsabilidad de dirigir su inclusa y la vió partir hacia un incierto destino, solo tiene dedicada a su memoria  una pequeña calle en el barrio viejo, la calle de Isabel López Gandalia, y una placa en el balcón Balmis en el museo cientifico Casa del Hombre.Domus

Javier Rafael Moro Lapierre, nació en Madrid el 11 de Febrero de 1955.

Estudió el bachillerato en el Liceo Francés de Madrid. Desde muy joven viajó con su padre, ejecutivo de la TWA, a países de África, Asia y América. Estos viajes en los que descubre el mundo constituyen los mejores recuerdos de su infancia y dejan una huella que aparecerá más tarde en sus libros.

Entre 1973 y 1978 estudia Historia y Antropología en la Universidad de Jessieu. Ha trabajado como invesigador en varios libros de Dominique Lapiérre -del que es sobrino carnal- y Larry Collins. También ha coproducido películas basadas en la obra de Ramón J. Sender, (Valentina y 1919; Crónica del alba).

Para escribir su primera novela, Senderos de libertad, viajó durante tres años por la Amazonía en avioneta, canoa, autocar e incluso a pie, para poder reconstruir la historia de Chico Mendes, un humilde cauchero que se convirtió en símbolo internacional de la defensa del medio ambiente.

Su secunda novela, El pie de Jaipur, apareció tres años más tarde y es la primera en estar ambientada en Asia. La periodista y escritora Maruja Torres dijo de esta obra “debería leerla todo el mundo porque trata, como alguno de los múltiples seres reales que lo pueblan dice en algún momento, de lo importante que es ‘lo que hacemos con lo que nos queda’. O sea de la superación de frustraciones”.

A esta le siguieron otros tres libros cuya acción transcurre en ese continente: Las Montañas de Buda, Era medianoche en Bhopal, Pasión india y El sari rojo, que según ha explidado “es la historia dramatizada de la familia Gandhi a traves de los ojos de Sonia

Su septimo libro, El imperio eres tú, vuelve a estar ambientado en América del Sur. Es la novela que le valió el Premio Planeta 2011

En 2015 publica “A flor de piel”

Es Patrono de la Fundación “Ciudad de la Alegría”.

 

Lectura de “A flor de piel”, de Javier Moro, e encontro con Antonio López Mariño.

La lectura de libro “A flor de piel“, de Javier Moro, fue todo un descubrimiento para los lectores y lectoras del club de Monte Alto. Begoña Varela, su coordinadora, nos relata las impresiones y el buen sabor de boca que les dejó:

Escogimos leer “A flor de piel” de Javier Moro para poder conocer a este autor; pero, sobre todo, porque esta historia nos descubre la vida de una mujer que vivió en A Coruña y ha pasado a la historia como la primera enfermera del mundo en misión internacional.
Es increíble que -como algunos de nosotros- muchos coruñeses no sepan todavía quién fue Isabel Zendal.
Nacida en una aldea de Ordes, esta madre soltera y directora de la Casa de Expósitos de A Coruña, se embarcó junto a 23 niños huérfanos en la Real Expedición Filantrópica que llevó la vacuna de la viruela por todo el mundo. Estos niños, a quienes cuidó en la durísima travesía que recorrió el mundo, serían el “contenedor vivo” de la vacuna y a ellos les debemos la erradicación de la enfermedad que más víctimas ha dejado en la historia. Junto a Isabel, dos médicos, Balmis y Salvany, hicieron posible esta aventura, y son ellos los que han trascendido a los libros de historia, mientras que la figura de Isabel -como suele suceder con las mujeres- es apenas conocida.
Para conocer a fondo la historia de Isabel, contactamos con Antonio López Mariño, periodista e investigador que documentó a Javier Moro sobre la figura y la vida de Isabel, y nos reunimos con él y con compañeros de otros clubes en la biblioteca Monte Alto. Allí escuchamos a Toño y pudimos transmitirle nuestras preguntas y curiosidades. Aprovecho para darle las gracias por ofrecerse a compartir sus investigaciones en una charla interesantísima.
La historia real de Isabel tiene poco que ver con la película que se rueda en estos días en Ferrol, inspirada en otro libro sobre el mismo tema de Almudena de Arteaga:” Ángeles custodios”. Y es que esta historia da para varios libros.

Antonio López Mariño

Begoña nos deja un enlace, un artículo de La Opinión de A Coruña, para curiosear para más información.

A flor de piel de Javier Moro

Hace unos meses Javier Moro, presentó A flor de piel en el cicloA libro abierto” que dirige Javier Pintor en el MAC.  A partir de ese momento, tras escucharle comentar su novela con Toño López Mariño, supimos que este año teníamos que leerla en “Café con Libros”.

Tanto nos entusiasmó Javier Moro,  que esperábamos el momento de descubrir como la gallega Isabel Zendal Gómez se convirtió en una de las columnas maestras de la Expedición Filantrópica, contra la viruela, que, entre 1803 y 1814, distribuyó la primera vacuna de la historia por el mundo entero y de manera gratuita.

El autor

Javier Moro

Javier Moro nace en Madrid el 11 de febrero de 1955, hijo de padre español y madre francesa. Estudia el bachillerato en el Liceo Francés de Madrid. Desde muy joven, viaja con su padre, ejecutivo de una compañía aérea, a países de África, Asia y América. Esos viajes en familia, en los que descubre el mundo, constituyen los mejores recuerdos de la infancia y dejan una huella que aparecerá más tarde en sus libros.

A los 17 años, gana una beca de la Fundación Zellidja para realizar un viaje de estudios y pasa tres meses en Igloolik, Canadá, cerca del Polo Norte, conviviendo con una familia de esquimales. Publica su primer reportaje sobre aquella experiencia en El Dominical de ABC. Su segundo viaje, con los indios Yanomamis que le vale a su autor el Primer Premio de la Fundación Zellidja y una beca para ir a estudiar a Francia.

Entre 1973 y 1978 estudia Historia y Antropología en la Universidad de Jussieu (Paris). Al graduarse empieza a colaborar con Dominique Lapierre, su tío y Larry Collins. Pasa varios meses en Libia y en Egipto investigando para un libro que se llamará El Quinto Jinete.

En uno de sus  viajes, el líder sindicalista y cauchero Chico Mendes es asesinado y Javier Moro, profundamente conmocionado, investiga en Brasil, para el que será su primer libro, Senderos de libertad. Moro relata la historia de Chico Mendes, símbolo internacional de la defensa del medio ambiente, y del asesino contratado para eliminarle.

El éxito del libro le permite seguir escribiendo y regresa a España. Alterna las investigaciones de sus libros El Pie de Jaipur (Premio extraordinario del Ministerio de Asuntos Sociales 1995) y Las montañas de Buda con colaboraciones en la radio y en prensa escrita. Colabora con Eduardo Punset en el programa Redes y escribe el libro, La mundialización de la pobreza, una recopilación de sus observaciones sobre los países del Tercer Mundo, que publica Galaxia Gutenberg.

Coincidiendo con la publicación Era medianoche en Bhopal, premio Christopher Award en Nueva York, escribe el guión del documental Una nube sobre Bhopal, realizado por Larry Levene y Gerardo Olivares. También participa en el documental El hambre en el mundo contada a mi hijo, con Jean Ziegler, Larry Levene y Gerardo Olivares.

En 2005 publica en Seix Barral Pasión India, historia del amor y la traición entre la cantante española Anita Delgado y el majará de Kapurtala, Jagatjit Singh, gran éxito de crítica y de ventas en España, Francia, Alemania, India… En octubre 2008 El sari rojo, la historia épica de Sonia Gandhi y la familia Nehru en la India de hoy. Un libro que causó una fuerte polémica en la India.

Su séptimo libro, El imperio eres tú, está ambientado en América del Sur: trata sobre la vida del emperador Pedro I de Brasil, que también lo fue, por un breve periodo, rey de Portugal. La novela le valió el Premio Planeta 2011.

En el 2015 publica A flor de piel, tras cuatro años preparando esta novela.

La obra

A flor de piel

La novela de Javier Moro A flor de piel rescata la historia de Isabel Zendal, una mujer gallega, pobre “de solemnidad”, caída en desgracia por ser madre soltera, que en 1803 zarpó desde A Coruña con 20 niños huérfanos y dos médicos, Xavier Balmis y Josep Salvany, para emprender la que fue denominada por el inventor, el médico Edward Jenner, como la misión humanitaria “más grande de la historia”: llevar la vacuna de la viruela a toda Iberoamérica y Filipinas.

“Fue una españolada, una quijotada financiada y esponsorizada por el rey de España en el declive del imperio. Todo tenía un aire de innovación y de locura, para llevar a cabo la mayor gesta sanitaria de la historia se apoyaron en el eslabón más débil de la sociedad: los niños huérfanos”. Javier Moro.

El libro arranca con la muerte por viruela de “la Ignacia”, la madre de la protagonista, en una choza de jornaleros en la pedanía de Santa Mariña de Parada, en el municipio coruñés de Ordes.

De ahí, tras hacerse cargo de sus hermanos pequeños, trabajar el campo, servir como criada, y dar a luz a un hijo como fruto del engaño de un soldado, Zendal pasará a encargarse de la Casa de Expósitos de La Coruña, de donde será llamada por el rey de España, Carlos IV a desempeñar la gesta de emprender un periplo por los territorios españoles de ultramar para difundir la viruela “benigna” y así inmunizar a las poblaciones de las Indias españolas y Filipinas.

La tarea de la comitiva española,  los niños, Zendal y los médicos Xavier Balmis y Josep Salvany, no se limitó a difundir la vacuna sino que fue capaz de “innovar” y crear un sistema capaz de “autorreplicarse” en todas las poblaciones por las que pasaron. Así, idearon el método de difusión de la viruela benigna “brazo a brazo” a partir del pus de las vacas del norte de Europa enfermas de este virus.

“Crearon el embrión de lo que sería el sistema de sanidad pública –ha asegurado– y tuvieron que trabajar con los sacerdotes y parroquias para conseguir que aceptaran en colaborar con algo que, para la mentalidad de la época, era repugnante y casi sacrílego: inocular fluidos de animales enfermos en personas”.

Llevaron el sistema hasta Buenos Aires, Filipinas y el norte de Texas cruzando todo el continente sudamericano y centroamericano y consiguieron mantener a salvo a todos los niños menos a dos, que salieron ya enfermos al emprender el viaje. Por el camino, fueron reclutando nuevos niños para la misión. En total, más de 200.

Para Moro, es una historia que tiene “de todo”, desde la pugna por los dos hombres que encabezaban la comitiva por conquistar a Zendal, hasta ciencia, innovación, creatividad y aventura. Sin embargo, lamenta el desconocimiento de la historia de estos españoles.

Isabel, la protagonista podría considerarse la primera enfermera hispana profesional de la historia. En México, la Facultad de Medicina de Puebla lleva su nombre. Y la OMS la honra con un premio anual.

“Es una historia en la que sale lo mejor a relucir de lo nuestro. El gran héroe de la expedición es un catalán, Josep Salvany, que dio su vida por llevar a cabo el asunto; luego está un médico alicantino, Balmis, el director; luego está la rectora, que era gallega; el financiero era castellano; el patrón del barco era vasco… Es realmente una historia española”.Javier Moro

Os dejamos con una entrevista del autor contando como ha sido el proceso de creación de esta fascinante novela: