QUERIDO EDUARDO – Cartas de Ramón Suárez Picallo a Eduardo Blanco Amor


Dous homes en Armonía.

¿Que decir sobre los que este libro nos presenta?. Es díficil de explicar sin leer las cartas que entre ellos se cruzaron sobre cuestiones personales y políticas acaecidas en los años 30 de siglo pasado, durante el tiempo que duró la II Republica, la Guerra Civil y las consecuencias que su desenlace tuvo en el día a día de muchas personas.

Obligados a emigrar a América, amigos desde el primer día que se conocieron, homosexuales ambos si bien se duda de que tuviesen relaciones más allá de la amistosa. Con acuerdos y discrepancias sobre como actuar en sus labores sociales y políticas. Todo se describe en estos escritos. De Eduardo Blanco Amor sabemos más dado que su novela A Esmorga es posiblemente la méjor escrita en idioma gallego. Por contra y para la mayoría  Ramón Suárez Picallo es más desconocido. Su labor no fue difundida como la de su amigo y quizás lo que de ellos se pueda decir es lo que sus biografías que a continuación se incluyen, nos cuentan sobre como fue su vida aquí y allá, como terminaron y lo más importante, su sincera amistad que siempre les unió, por encima de cualquier discrepancia o temas alguno.

Ramón Suárez Picallo (Veloy, Sada, 1894Buenos Aires, Argentina, 14 de diciembre de 1964) Político republicano español, impulsor del Proyecto de Estatuto de Autonomía de Galicia de 1936. Se exilió en Argentina tras la Guerra Civil.

De niño fue labrador y marinero. Fue el mayor de once hermanos. Sin estudios, emigró a la República Argentina con 14 años, donde se desempeñó como auxiliar de farmacia, mecanógrafo, vendedor de pasteles. Se mantuvo en contacto con la intelectualidad gallega en Buenos Aires. Desarrolló grupos sindicales y fue director de la revista A Nosa Terra y de diversas publicaciones. Entabló contacto con Eduardo Blanco Amor. Realizó mitin en contra de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera.

En 1931 participó de la fundación del Partido Galeguista y se convirtió en referente del partido junto a Castelao. Con casi 40 años, Ramón curso el bachillerato y después la carrera de abogado en Santiago de Compostela, licenciándose en 1935. Fue elegido diputado por La Coruña1​ en el año 1936 por el Partido Galeguista. Participó en más de 170 mítines durante la campaña del Proyecto de Estatuto de Autonomía de Galicia de 1936, formó parte de la comisión que llevó el Estatuto a Madrid. En la capital es sorprendido por el golpe de estado, se refugia en Nueva York, posteriormente en la República Dominicana, Chile y por último vuelve a la Argentina.

En la Argentina tuvo el cargo de la cátedra de cultura galega del Centro Lucense de Buenos Aires (hoy Centro Galicia). Participó en Montevideo en el Consejo de Galicia, junto con Castelao, Elpidio Villaverde y Antonio Alonso Ríos. Falleció en el sanatorio del Centro Gallego de Buenos Aires el 14 de diciembre de 1964.

El 14 de octubre de 2008 sus cenizas fueron repatriadas a su localidad natal, para cumplir su deseo de ser enterrado en el cementerio sadense de Fiunchedo, tal como había confiado a su amigo Isaac Díaz Pardo.

Eduardo Modesto Blanco Amor (Orense, 14 de septiembre de 1897Vigo, 1 de diciembre de 1979) fue un escritor y periodista español, que escribió tanto en gallego como en castellano

Su padre abandonó el hogar familiar cuando Eduardo sólo contaba tres años. En 1915, a la edad de diecisiete años, empezó a trabajar como secretario de dirección en El Diario de Orense. Durante esta época frecuentó las tertulias de Vicente Risco, figura que tuvo una importancia decisiva en su futura defensa y promoción de la cultura gallega. En 1919 emigró a Buenos Aires (Argentina), donde continuó en contacto con intelectuales gallegos de la emigración, tomando parte activa en la Federación de Sociedades Galegas, fundada en 1921, que pretendía aglutinar a todos los inmigrantes gallegos. En 1923 fundó con Ramiro Isla Couto la revista Terra, en lengua gallega. En 1926 entró a formar parte del diario argentino La Nación, donde conoció a escritores argentinos como Leopoldo Lugones, Borges, Sabato y Mallea, y uruguayos como Horacio Quiroga.

En 1927 inició su carrera literaria, con la novela Os Nonnatos, a la que siguió, al año siguiente, el libro de poemas Romances Galegos.

También en este año y en Buenos Aires, participa junto a Domingo Rial Seijo, Ramón Suárez Picallo y Ramón Peña en la refundación de la revista Celtiga.

En 1928 regresó a Galicia como corresponsal del diario La Nación. Durante este primer regreso conoció a Castelao y a varios intelectuales del Partido Galeguista y el grupo Nós, y escribió Poema en catro tempos, que publicaría posteriormente en Argentina en 1931. Desde Buenos Aires colaboró más tarde con la revista Nós con varios poemas y tres capítulos de su novela inconclusa A escadeira de Jacob.

Volvió a instalarse en España como corresponsal de La Nación entre 1933 y 1935, y conoció en Madrid a Federico García Lorca, al que le unió una gran amistad; Blanco fue quien publicó los Seis poemas galegos (1935) de Lorca.

Defendió desde Argentina la causa republicana cuando se produjo el estallido de la guerra civil española. Durante los 20 años siguientes utilizó en exclusiva el castellano en su obra literaria, con obras como Los miedos (1936) o La catedral y el niño (1948). En 1956 regresó al gallego con Cancioneiro, y en 1959 publicó una novela de gran importancia para la renovación de la narrativa gallega, Parranda (título original en gallego: A esmorga).

En Buenos Aires fundó y dirigió el Teatro Popular Galego. También fue director de la revista Galicia, publicada por el Centro Gallego de Buenos Aires.

Regresó a España en 1965, y publicó otra obra que tuvo gran repercusión, el libro de cuentos Os biosbardos (1962). Su última etapa fue muy fecunda, a pesar de ser postergado por la cultura oficial: en 1970 dio a luz una nueva edición de A esmorga, y en 1972 apareció la extensa novela Xente ao lonxe. En sus últimos años prestó gran atención al género teatral, con obras como Farsas para Títeres (1973) y Teatro pra a xente (1975).

Falleció en Vigo el 1 de diciembre de 1979. Sus restos descansan en el Cementerio de San Francisco (Orense).

Muchas de sus obras narrativas (A esmorga, Xente ao lonxe, Os biosbardos) se desarrollan en una ciudad ficticia, Auria, trasposición literaria de su Orense natal. Los críticos han encontrado en sus ficciones ecos de autores como Valle-Inclán o Eça de Queirós.

Posted on 24 Febreiro, 2019, in Actividades do club, Club Fórum mañás, Novela histórica e biográfica, Novela social e política and tagged , . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: